presentada por
Menú
Champions League

El Bayern atento a Burdeos

El Maccabi Haifa es el rival del FC Bayern el miércoles en la jornada de Champions League. Sin embargo el equipo muniqués no depende de sí mismo para clasificarse para la siguiente ronda. Por ello estarán atentos tanto los directivos, jugadores, entrenadores y espectadores, a lo que ocurra el miércoles en Burdeos.

Allí se enfrenta el Girondins de Burdeos, como líder del grupo A, al segundo clasificado, la Juventus de Turin. Tan sólo si el equipo italiano no vence el Bayern tendrá la oportunidad de jugarse la segunda plaza del grupo en su último partido frente a la Juve en Turin. Los italianos llegan además como favoritos al duelo contra el actual campeón francés.Doch die Italiener gehen favorisiert in das Duell beim französischen Meister.
El Burdeos pasa por un bache otoñal. El pasado sábado, el equipo entrenado por Laurent Blanc encajó su segunda derrota en la liga francesa y perdió el liderato. El 0-1 frente al Valenciennes supuso además la primera derrota en casa en más de dos años (Octubre 2007), durante 39 partidos consecutivos como local el once de Blanc no perdió ningún encuentro.

Preocupación por las lesiones en Burdeos

"El Valenciennes hizo su gol y luego chocamos con un muro", comentó el central Marc Planus en referencia al partido disputado contra el séptimo clasificado y en el que Mamadou Samassa fue protagonista al anotar el único tanto. El Burdeos es ahora el segundo clasificado, empatado a puntos con el tercero (Olympique de Lyon) y un punto por debajo del líder, el AJ Auxerre.

A esto se une además la preocupación por las lesiones. El entrenador Blanc tendrá que prescindir por ejemplo de Yoann Gourcuff. El centrocampista de corte creativo del Girondins ya se ausentó en el partido frente al Valenciennes debido a unos problemas en los abductores. También el defensa Henrique (con molestias en la rodilla) se cae de la lista. Aún es dudosa la participación del goleador Marouane Chamakh, quien tuvo que ser sustituido el sábado por unos problemas abdominales. Tampoco está claro que jueguen los defensas Jussiê (cadera) y Franck Jurietti (proceso gripal).

Una Juventus ofensiva

Distinta es la situación que presenta la Juventus de Turin. La escuadra italiana no sólo se alegra de la victoria del domingo por 1-0 (0-0) frente al Udinese Calcio (con gol de Fabio Grosso), con el que se mantienen en la segunda plaza, sino también de la vuelta de jugadores como Alessandro del Piero (aquejado de problemas musculares y en la espalda) y Mohamed Sissoko (con dolencias en el empeine).

Incluso con las ausencias en punta de David Trezeguet y Vicenzo Iaquinta (tras una operación en el menisco), los italianos viajan a Francia con una mentalidad muy ofensiva. "Queremos ganar en Burdeos, un empate no nos vale", afirmó el defensa Giorgio Chiellini. Con una victoria la Juve superaría al Burdeos en el grupo y se aseguraría la clasificación matemática para octavos. Diego pidió "concentración máxima" `para el partido en Burdeos, "un partido que podemos y debemos ganar"