presentada por
Menú
'La tradición cuenta'

El Bayern en casa superior

En Berlín todavía estaba en pie el muro, el Presidente de la República era Richard von Weizsäcker, el seleccionador alemán era Franz Beckenbauer – corría el año 1989, el año en el que el FC Bayern perdió por última vez un partido en Múnich contra el Bayer 04 Leverkusen. Desde entonces, en los 19 partidos disputados en Múnich, el FC Bayern no ha perdido ningún encuentro contra el Leverkusen.

"La tradición cuenta en el mundo del fútbol. Y si la tradición es que el Bayern siempre le gana al Bayer, eso es una ventaja", opinaba Louis van Gaal ante el duelo del próximo domingo contra el equipo de Leverkusen. "En el Leverkusen lo saben y seguro que le dan vueltas en la cabeza", cree Jörg Butt, que formando parte del Leverkusen entre 2001 a 2007 jugó seis partidos en Múnich y sólo ganó un punto.

Del total de 30 partidos en los que el FC Bayern ha recibido al Bayer Leverkusen, sólo ha perdido dos encuentros, el último hace 20 años, en octubre de 1989, cuando Marek Lesniak marcó el gol de la victoria a su equipo (0:1). "Mi segundo entrenador Peter Hermann me ha contado, que el estaba en aquel partido. Eso creo que es un buen presagio", comentaba por su parte el entrenador del Bayer Leverkusen Jupp Heynckes, al hablar de las estadísticas, que le son contrarias a su equipo.

Hace ya 20 años

Hace 20 años Heynckes se sentaba en el banquillo de entrenador del FC Bayern. A Heynckes y al Bayern no sólo les unen los dos títulos de la Bundesliga (1989, 1990) y la amistad con Uli Hoeness. Al final de la temporada pasada Heynckes acudió en ayuda del club y lo clasificó para la Champions League.

"En general me gusta ir a Múnich", dijo Heynckes sobre lo que le une al Bayern. Pero su balance como visitante en Múnich no es demasiado bueno. Ni como jugador (9 derrotas y 4 empates), ni como entrenador (8 derrotas y 3 empates), ha logrado llevarse nunca los tres puntos.

"Yo también tengo como entrenador mis equipos difíciles", dijo Van Gaal, que conoce a Heynckes de la liga española. En la temporada 1997/98 se cruzaron allí los caminos de los dos entrenadores. Van Gaal entrenando al Barcelona y Heynckes al Real Madrid – y los dos partidos de liga los ganó Van Gaal (3:2, 3:0). Y como se dice en Alemania, todas las cosas buenas, son tres.