presentada por
Menú
"Fue muy poco"

El Bayern quiere cambiar el paso

En la teoría se ganó un punto frente al líder, pero en los ojos del Bayern el 1-1 de ayer frente al Bayer 04 Leverkusen tiene otra lectura. "Fue muy poco. Hoy perdimos de nuevo dos puntos", afirmó Philipp Lahm. "Estamos decepcionados", comentó Bastian Schweinsteiger, quien describió el ambiente que se vivía en el vestuario del Bayern: "Ahí dentro no hay un funeral, pero tampoco hay alegría".

La deseada victoria "liberadora" de Uli Hoeneß no se consiguió. En su lugar se han quedado parados en su lucha por el título. Se siguen manteniendo los seis puntos de diferencia con el líder, si se hubiése ganado se hubiera reducido a tres. Aún así la situación podría haber sido peor, ya que de haber salido derrotados frente al Leverkusen, la distancia se hubiése ampliado a 9 puntos.

Cinco victorias, seis empates, dos derrotas, en los últimos tres partidos tres empates consecutivos, séptima posición en la tabla...este es el balance del FC Bayern en 13 jornadas disputadas. "A ninguno nos gusta la situación en la clasificación. Ni a los fans, ni al entrenador, ni al equipo, ni a nosotros naturalmente tampoco", añadió Karl-Heinz Rummenigge, quien estuvo en el vestuario tras el pitido final junto a los otros miembros del consejo Uli Hoeneß y Karl Hopfner.

Allí no comentó nada según informó el propio Rummenigge. "¿Qué aporta en esos momentos un discurso?" El equipo y el entrenador saben de sobra cual es la situación. El equipo comenzó contra el Leverkusen sin confianza según el análisis de Louis van Gaal. "En la primera mitad no estuvimos bien y tuvimos suerte" Además el FCB se adelantó gracias al tempranero gol de Mario Gomez (Minuto 8). Sólo seis minutos más tarde empató Stefan Kießling.

"Se ha visto que el equipo estaba muy inseguro" asentó Lahm. También Franz Beckenbauer comentó que "esto no es el FC Bayern, así, como se ha presentado: temeroso, sin asumir la responsabilidad." En la segunda mitad los muniqueses jugaron mejor y tuvieron, a falta de cinco minutos para el final, la mejor oportunidad para llevarse el partido cuando Adler detuvo frente a Gomez. En general, el Bayern no se mostró fino en ataque.

"Nuestro juego falla en los últimos treinta metros. No finalizamos bien las jugadas, no centramos bien desde el exterior" comentó Lahm, quien también malogró algunos centros. El internacional alemán incidió en la falta de confianza. "Se nota una inseguridad, provocada por la falta de una racha victoriosa. Las victorias aportan seguridad a los jugadores individualmente y al equipo"

"Debemos seguir siendo objetivos y racionales"
Y lógicamente también el entrenador Van Gaal. "No nos aporta nada tomar alguna decisión emocional", se refirió Rummenigge al debate público en torno a la figura del entrenador, "Debemos seguir siendo objetivos y racionales, y no irracionales o emocionales. Debemos intentar superar este bache lo más rápido todos juntos con el equipo y el entrenador. Espero que lo consigamos. Si no fuese así ya veríamos."

El próximo reto del FC Bayern está ya aquí. Este miércoles tiene el equipo muniqués como local en la Champions-League frente al Maccabi Haifa la próxima oportunidad para conseguir la ansiada victoria tranquilizadore. Debe ser el inicio de una racha de victorias. Lahm marca el objetivo: "Debemos ganar todos los partidos de aquí a Navidad"