presentada por
Menú
Gracias a ‘Mull‘

Olic feliz y 'muy cansado'

Realmente Ivica Olic no tenía que haber jugado desde el principio contra el Maccabi Haifa. "30 tal vez 45 minutos" pensaba Louis van Gaal que jugaría el croata después de haber estado siete semanas de baja. Pero como Miroslav Klose se retiró del último entrenamiento con molestias en un codo y causó baja para el partido, le tocó a Olic jugar y se terminó convirtiendo en el ganador del partido.

En el minuto 62, el ex jugador del Hamburgo estaba en el sitio adecuado. El portero del Haifa Nir Davidovitch despejó un disparo de Mario Gómez y el balón le llegó a Olic. "Mario lo ha hecho muy bien. Yo estaba ahí y sólo tuve que empujar el balón", explicó el croata sobre su primer gol después de más de dos meses. El jugador estaba pletórico: "ha sido mi primer partido desde el principio, he metido un gol y hemos ganado".

Junto a Gómez ("la mitad del gol es suyo"), Olic sabía a quién tenía que agradecerle su tercer gol con el FC Bayern. Sólo un momento lo celebró con los aficionados del fondo del estadio y enseguida se fue hacia el médico del equipo Hans-Wilhelm-Müller-Wohlfahrt.

"Hemos hablado mucho en el descanso y le ha dicho al entrenador: Ivica puede seguir jugando. Y yo he dicho: me siento bien. Quiero marcar un gol", explicó Olic sobre la conversación durante el descanso, entre él, Müller-Wohlfahrt y Van Gaal. "Mull me ha dicho: te doy otros 20 minutos. Por eso me he ido después de marcar hacia él y le he dado las gracias".

Al final fueron 81 minutos los que el croata estuvo sobre el terreno de juego y eso que era la segunda vez que jugaba tras su larga lesión. Así que no era de extrañar como se sentía el jugador al día siguiente: "Tengo que volver a coger ritmo. Hoy estoy totalmente cansado y siento muy cargadas las piernas", dijo Olic sonriendo. "Espero que en tres días me pueda recuperar para el partido en Hannover y así volver a estar al 100%".