presentada por
Menú
Despedida emotiva en la Asamblea

"Oh, ahora ya se termina"

Poco antes de la media noche Franz Beckenbauer dió su primera conferencia de prensa como "ex-funcionario" del Bayern. Tras un par de bromas del buen humorado "Kaiser" se unió a Uli Hoeneß. Para el ex-presidente supuso la primera aparición ante la prensa tras su elección como presidente honorífico del Bayern. Ambos resumieron las 5 horas de una Asamblea general histórica que fue más distendida de lo pensado según sus propios protagonistas.

Hoeneß comentó el miedo que tuvo al entrar el viernes en el pabellón C1 del nuevo recinto ferial de Múnich-Riem. "Contaba con más presión" comentaba el alemán de 57 años en relación a los resultados deportivos conseguidos esta temporada. "Al principio el ambiente era un poco tenso. Al final noté que todo era más distendido. Tenemos buenos centrocampistas", afirmó Hoeneß, quien fue elegido como Presidente con una mayoría de un 99,3% de los votos y que recibió el cargo entre gritos de "Uli,Uli".

No fue sin embargo el único momento emotivo de la noche. Al son del Carmina Burana de Carl Orff se mostraron fotos de la carrera de Hoeneß como jugador y directivo, lo que emocionó profundamente al protagonista. "Cuando vi las imágenes, pensé oh, ahora ya se termina. Entonces me di realmente cuenta de que era un día diferente al resto. Me ha llegado dentro", expresó Hoeneß. Tal como él mismo confirmó había estado trabando hasta las 16.00 horas en su oficina de la calle Säbener y "trabajado como siempre".

Al menos hasta el final del año Hoeneß, quien pretende ser un presidente activo, no quiere cambiar mucho. En primer lugar viene "el corte. He de reconvertirme y conscientemente no iré con el equipo al stage de Dubai." Si es necesario, estará ahí para ofrecer "consejo y ayuda", especialmente para su sucesor deportivo, Christian Nerlinger, "pero sin presionarle."

El sucesor de Hoeneß en el ámbito económico todavía debe ser nombrado.Hasta el 30 de junio de 2010 hay plazo. Por ahora todavía está abierto si debe ser un "profesional total" o "relacionado con el FC Bayern. Para los fans en la relación con el club la entrega es lo primero" asentó Hoeneß. "Uno que tengo a la vista no tiene mucho que ver con el Bayern."

Hoeneß se dirigió con fuerza a los 4.800 asistentes a la Asamblea :"Debemos vivir ese nosotros somos nosotros. Tenemos que valorarnos más. Tenemos que ser el club, no con arrogancia pero sí con confianza y con unos objetivos claros por los que pelear y que debemos conseguir. Haremos todo para que deportivamente el FC Bayern alance la posición que ya tiene económicamente en Europa: muy arriba, en cabeza."