presentada por
Menú
Bayern contra Schalke

Van Bommel pide ganar como sea

La decepción por la derrota contra el Girondins de Burdeos en la Liga de Campeones, no se ha olvidado, a pesar de haber tenido el jueves libre. Pero mucho tiempo para lamentaciones no tiene el FC Bayern. Y eso es bueno así. En la Bundesliga el sábado visita el Allianz Arena el FC Schalke 04 y el capitán Mark van Bommel se alegra de que toque enseguida un partido importante. "Ahora nos podemos tomar la revancha".

"Tenemos que ganar", deja claro el entrenador Louis van Gaal. "Podemos adelantar al Schalke. Ese es nuestro objetivo". Con una victoria frente al cuarto clasificado, el equipo de Múnich puede confirmar sus aspiraciones al título. Sobre todo porque al igual que contra el Bayern Leverkusen tras la pausa por los partidos de las selecciones, de nuevo es un partido en casa contra un aspirante al título. "Empezaremos a tope desde el principio, así el público nos apoyará también a tope, estoy seguro de ello", dijo Van Bommel. "Lucha y pasión, así empieza todo".

Ahora que el FC Bayern no depende de sí mismo para pasar de ronda en la Champions, el holandés quiere que el equipo destaque positivamente en la Bundesliga y toma el ejemplo de otras temporadas. "Otras temporadas el equipo ganó partidos malos y todos estaban contentos. Ahora lo más importante es ganar".

Esperanza en Robben

Para el partido contra el Schalke a excepción de Franck Ribéry, Ivica Olic y Christian Lell, el entrenador podrá contar con casi todo el equipo. Cuanto tiempo jugará Arjen Robben, que todavía no está recuperado del todo tras su operación en la rodilla, se verá el día del partido. "Estamos contentos de tenerlo aquí. El tiene algo especial que no tienen otros jugadores", explicaba Van Bommel, que de todas formas advertía: "no se puede esperar mucho de él tras una lesión".

Pero con Robben, Van Gaal dispone tiene una buena opción. Pues el partido contra el Schalke será difícil. El equipo que entrena Magath lleva cinco partidos sin perder y fuera de casa de cinco partidos ha ganado cuatro y empatado uno. "En la defensa estamos muy bien, pero tenemos algo de problemas a la hora del ataque", dijo el ex entrenador del Bayern. "Fuera de casa no hay que tomar tanto la iniciativa y eso en estos momentos nos viene mejor".

Un Schalke descansado

Magath apuesta por las supuestas ventajas del estado de forma y la frescura. "El Bayern tuvo que jugar durante la semana 90 minutos en la Champions. Nosotros en cambio pudimos descansar y así tenemos posibilidades de puntuar en Múnich". En los últimos enfrentamientos con el Schalke 04, el Bayern sólo ha perdido una vez, pero fue precisamente la pasada temporada.

"Nos lo jugamos otra vez todo", reconoció claramente Phillip Lahm. El segundo capitán sabe perfectamente que ganar al Schalke es obligatorio, para seguir en la lucha por el título. "Es otra vez una final".