presentada por
Menú
El deseo de Rummenigge

3 puntos y feliz Navidad

El sábado, en la repleta Allianz Arena, ante 69.000 espectadores, se vivirá un ambiente de fiesta en el que se repartirán gratis tortas, salchichas y vino caliente; además, el “emperador” Franz Beckenbauer recibirá un homenaje en reconocimiento a 15 años de servicios como presidente del Bayern, y también por sus años como jugador del club. El equipo de Louis van Gaal tendrá la responsabilidad de generar un buen ambiente consiguiendo un buen resultado en la final de la primera ronda del torneo ante el Berlín, y, ¿por qué no?, adueñarse del título como campeón de otoño de la Bundesliga.

“Queremos gozar de una bella navidad, y por eso deseó una victoria, especialmente para los aficionados” dijo el directivo Karl-Heinz Rummenigge. Después de 5 victorias consecutivas, el Berlín puede ser la que complete la media docena, además, el entrenador van Gaal anunció que “sería bonito despedirnos de vacaciones con un triunfo; Rummenigge fuie más tajante: “necesitamos los tres puntos”.

Y es que la victoria es la única oportunidad de poder salir campeón de otoño, que podría ser realidad entonces con la ayuda del Maguncia 05, que se enfrenta al Schalke, y del Moenchengladbach, rival del líder, Leverkusen. “Eso sería magnifico, pero lo que de verdad queremos es ser primeros al cumplirse la fecha 34 del campeonato. Ante Berlín queremos de todas formas ganar” declaró Mario Gómez.

El Bayern se acercó el fin de semana al Leverkusen, al que ahora tiene a sólo dos puntos de distancia, y para todos en el equipo es claro que esa debe ser la ventaja máxima del actual líder durante la pausa invernal. Las condiciones están dadas para cumplir ese objetivo, el Berlín apenas ha acumulado 6 puntos en la primera vuelta del torneo alemán y no gana desde la primera fecha; además, su último triunfo en Munich se remonta 32 años atrás, y en los últimos 3 partidos visitando al Bayern recibieron cada vez 4 goles en contra.

¿Qué pasa con Ribéry?

Van Gaal tiene casi todo el plantel a su disposición, con excepción del capitán Mark van Bommel, suspendido por acumulación de tarjetas amarillas; su reemplazo aún no está definido. La principal duda es si Franck Ribéry regresará a las canchas, por ahora, según lo expresado por el entrenador, “las cosas no lucen bien”; el francés tuvo que interrumpir el viernes el entrenamiento por culpa de una infección en la uña.

Lo que sí es probable es que Arjen Robben sea titular el sábado junto al dúo goleador “Golic” (Mario Gómez e Ivica Olic). “Si jugamos por lo menos igual de concentrados que el Berlín, es seguro que les ganamos” concluyó Mario Gómez.