presentada por
Menú
El primer lugar a la vista

Bayern está otra vez lleno de confianza

Este fin de semana el Bayern ajustó una marca inusual: 50 jornadas consecutivas sin ocupar el primer lugar. La última vez que el club fue líder, fue en la fecha 34 del campeonato 2007/2008, en el que se estuvo de principio a fin en el primer lugar de la tabla; en total, el Bayern ha sido dueño de esa posición en 550 ocasiones, una marca a la que ningún otro equipo en la Bundesliga se acerca.

Sin embargo, así como lucen las cosas, no habrá que esperar demasiado hasta la ocasión 551. Tras la bien merecida victoria por 5-1 (3-0) en Bochum, el Bayern recortó la ventaja del líder, Leverkusen, en dos puntos, y ascendió del cuarto al tercer lugar en la tabla. “El Leverkusen ya siente nuestros pasos” declaró el director deportivo, Christian Nerlinger, visiblemente satisfecho luego de la segunda gala del conjunto dirigido por Louis van Gaal en apenas cuatro días.

A principios de noviembre, después del empate a un gol ante el Schalke, el Bayern estaba en la casilla octava, a seis puntos de Leverkusen; cuatro jornadas más tarde se puede, incluso, aspirar a ser “campeón de otoño”. “Queremos el título, ser campeones de otoño no es nuestra meta” dijo el capitán Mark van Bommel; Uli Hoeness, quien ha visto cuatro triunfos seguidos desde que asumió como presidente del club, anunció por su parte que “no he renunciado a la posibilidad de ser campeones de otoño”.

Pero que las cosas marchen ahora tan bien para el Bayern no tiene nada que ver con el nuevo presidente: “el entrenador y el equipo han crecido juntos, ahora hay una férrea unidad” dijo Hoeness, y para probarlo recuerda la armónica asamblea general de hace unos días. Bochum fue el quinto partido bajo estas condiciones después de 3 empates en la Bundesliga y dos derrotas contra Burdeos en la Champions League.

El cambio definitivo se dio con la excelente victoria sobre Juve en Turín y la consecuente clasificación a octavos de final de la Champions League: “ya encontramos el ritmo, jugamos de verdad muy bien y anotamos goles” aclaró Mario Gómez. El delantero del seleccionado alemán compagina cada vez mejor con su compañero Ivica Olic, y eso, con seguridad, es otra de las razones del levante del Bayern: “nosotros creamos los goles, ellos no son fruto de la suerte” enfatizó Gomez.

Los goles de Gomez (minuto 23), Mergim Mavraj (minuto 33/autogol), Olic (minutos 43 y 50) y Danijel Pranjic (minuto 56), no reflejaron, sin embargo, toda la superioridad exhibida en la cancha por el equipo de Munich: “en esta victoria se esconde mucho del Bayern” dijo Nerlinger en muestra de su reconocimiento. “En estos momentos estamos llenos de confianza; en los meses anteriores sembramos mucho y llegó la hora de recoger los frutos” sentenció Bastian Schweinsteiger.

Una gala en Turín y una contundente victoria en Bochum; no hay duda que el Bayern va por un muy buen camino, pero “aún no hemos logrado nada” advirtió Mario Gómez, mientras su colega en el ataque, Ivica Olic, anunció lleno de optimismo “espero que así luzca en el futuro nuestro fútbol”. El conjunto quiere despedirse de la afición, antes de emprender las vacaciones navideñas, con un triunfo ante el Berlín, el próximo rival. “Ya llevamos 50 semanas sin ser lideres, creo que ya es hora de volver al primer lugar” comentó van Gaal, y agregó “al final se repartirán los premios”.