presentada por
Menú
Con hambre de más

Con todo después de las vacaciones

El Bayern disfrutó cuanto pudo el perfecto cierre de la primera ronda del campeonato, “el último bus arrancó a las cuatro y cuarto de la mañana” contó Uli Hoeness refiriéndose a la duración de la fiesta de navidad que el club organizó en la noche del sábado. Las directivas, el entrenador y el equipo, acompañando un menú que tenía una sopa, ensalada de gambas y ganso y pato asado, despidieron el año futbolístico con una fiesta que empezó en la Allianz Arena con el triunfo 5-2 (3-0) sobre el Berlín.

“El equipo rindió hoy y con ello terminó el 2009 alegrando a los aficionados, después de una primera ronda con muchos altibajos. Estoy muy contento de que el cierra fuera en medio de un alto, estamos en todas las competencias con grandes posibilidades y dependemos de nosotros mismos, eso nos permite irnos de vacaciones con tranquilidad” dijo el director deportivo Christian Nerlinger.

Louis van Gaal también se alegró por la que será “una Navidad tranquila. En las últimas semanas hemos hecho muchos progresos”. Seis victorias en serie, cuatro de ellas en la Bundesliga; 10 fechas invicto; tres goleadas consecutivas (4-1 en Turín, 5-1 en Bochum, 5-2 contra Berlín); la pausa invernal lo tiene de tercero en la tabla a apenas dos puntos del líder, Leverkusen, que hace unas semanas tenía una ventaja de ocho puntos.

“Contábamos con que el principio iba a ser turbulento; duró un poco, pero ya está allí lo automático” explicó Nerlinger, quien además extendió una “felicitación grande” a van Gaal y añadió “existía desde afuera una gran presión, pero Louis van Gaal se mantuvo como una roca”. “Los jugadores asumieron sus responsabilidades, y lo más importante fue que en momentos en que la presión era tan grande, el equipo guardó la calma y se unió aún más” contó Joewrg Butt.

Para Philipp Lahm el punto clave del giro del Bayern fue la victoria 1-0 sobre el Maccabi Haifa, y la paralela derrota de Juventus ante Girondins Burdeos: “entonces vimos que todo era posible, y eso impulsó al equipo”. Desde entonces las cosas, efectivamente, marchan mejor, y la explosión se dio en Turín con el triunfo 4-1.

”Podemos dar más”

En el último partido de la primera vuelta del campeonato, el Bayern volvió a poner los signos de admiración en el resultado: Daniel van Buyten (minuto 16), Mario Gomez (31), Arjen Robben (33), Thomas Müller (60) e Ivica Olic (77) anotaron los goles que en la tribuna despertaron un coro entonado por los 69.000 espectadores ¡Qué bello! Lahm anunció: “todos pudieron ver que cuando hacemos el 1-0 se le dificulta al rival doblegarnos, nosotros somos muy buenos y podemos siempre dar más”.

Van Gaal alabó la forma en la que su equipo dominó al Berlín: “así queríamos jugar”. Los dos goles del visitante (Adrián Ramos, en el minuto 71, y Raffael en el 90) no causaron ninguna preocupación, pues como dijo el portero Butt, “íbamos ganando con una abultada ventaja y teníamos el partido bajo control; si el resultado hubiera sido 1-0 seguro que esos goles no llegan”.

Con Ribéry en la segunda vuelta

En los últimos cuatro partidos el Bayern ha anotado 15 goles, casi la mitad de los 34 conseguidos en la primera vuelta: “exactamente eso nos faltó en la fase en la que nos criticaron tanto; entonces también jugamos bien pero no anotábamos, eso mejoró” dijo Butt. Van Gaal agregó “Gómez y Olic juegan en ello un papel importante”.

Después de la pausa de invierno el Bayern quiere mejorar aún más: “tenemos aún muchas posibilidades de hacerlo mejor” sentenció Holger Badstuber. El regreso a las canchas de Franck Ribéry también despierta muchas esperanzas “estoy convencido de que con él jugaremos aún mejor, y si jugamos mejor que en las últimas semanas entonces no hay duda que obtendremos un título” dijo el entrenador.

”Todavía no somos primeros”

La persecución detrás del liderato aún no termina: “me molesta un poco que llegue la Navidad, porque estoy seguro que el siguiente partido sería igual de bueno” dijo Gómez; van Buyten en cambio piensa que “una pausa no nos va mal para recuperar fuerzas”.

El Bayern puede necesitar esas fuerzas en la lucha por el título en la Bundesliga, la Champions League y la Copa Alemana, donde van Buyten espera “una pelea hasta el final. Con los recientes resultados el Bayern “ha mostrado su clase, que esta otra vez en la batalla, pero aún no se ha logrado el primer lugar, y hasta que lo consigamos, no podemos darnos por contentos” advirtió Mario Gómez. El Bayern tiene hambre de más.