presentada por
Menú
"Más difícil que la Juve"

En Bochum hay que cazar a los punteros

Apenas dos horas después de haberse escuchado el pitazo final de la gran gala en Turín, Karl-Heinz Rummenigge le recordó al equipo que en casa los esperaba la cotidianidad de la Bundesliga: “Tenemos dos partidos muy importantes por delante en el campeonato y creo que necesitamos los puntos para que los punteros sepan de una vez por todas que vamos a por ellos”, fueron sus palabras durante el banquete.

Bochum, y a continuación el Berlín, son los rivales con los que se cierra la primera vuelta del torneo antes de salir a la pausa de invierno. La “noche mágica” contra Juve debe tener continuidad contra el Bochum, amenazado por el descenso, y de ninguna manera los jefes quieren un doloroso tropezón. “Será más difícil que contra Juve” le advirtió Louis van Gaal a su equipo.

Juve es un equipo grande, y por ello “es más fácil estar concentrados a lo largo de los 90 minutos” explicó el entrenador, “contra un equipo como Juve todos están atentos y se juega como si fuera una final, pero el sábado en Bochum no es una final”. De todas formas, es un partido importante, y eso lo sabe muy bien van Gaal, quien quiere mantener la racha de victorias hasta el inicio de las vacaciones.

“Si estamos todos los 90 minutos concentrados y nos paramos como un grupo sólido, entonces vamos a ganar. Tenemos que aprovechar la positiva experiencia del partido contra Juve; estamos llenos de confianza” sostuvo van Gaal.

Sólo falta Ribéry

La plantilla del Bayern está casi completa, sólo faltan el portero suplente Michael Rensing, y Franck Ribéry, de quien se espera que regrese, como comodín, para el partido contra Berlín. Grandes cambios en la formación titular no se esperan, en los últimos cuatro partidos van Gaal presentó a los mismos juagadores.

Tres puntos contra el Bochum y una victoria al cierre contre Berlín, y el Bayern se reporta de nuevo definitivamente en el grupo de aspirantes al título. “Nuestro objetivo realista es terminar segundos, creo que el campeón de otoño será Leverkusen”, declaro Rummenigge en entrevista con el diario TZ, y agregó “queremos una posición de ventaja para la segunda vuelta.