presentada por
Menú
Repaso al 2009, 2ª parte

FCB entre el ajuste y el resurgimiento

El año futbolístico 2009 llega a su fin, un año "muy movido con muchos altibajos", tal como comentó el presidente del Bayern Karl-Heinz Rummenigge en referencia a los doce últimos meses. En la 2ª parte del respaso del año nos centraremos en la primera vuelta de la temporada 2009/10, que comenzó mal y ha terminado de manera muy prometedora.

Tras el subcampeonato en la temporada anterior, el FC Bayern sufrió varios cambios en el verano de 2009, siendo el más importante el del entrenador. Louis van Gaal se convirtió desde el 1 de julio en el entrenador del equipo muniqués y se sintió desde el inicio como en casa: "Seguro de mí mismo, arrogante, dominante, sincero, trabajador, innovador, pero también cálido y familiar, describiría así con estos conceptos mi personalidad", afirmó el nuevo entrenador del FCB en su primer día de trabajo, "la cultura del Bayern de Múnich, la manera de vivir en Baviera me vienen como anillo al dedo". El primer entrenador holandés en la historia del FC Bayern llegó con tres compatriotas Andries Jonker, Jos van Dijk y Max Reckers para completar su equipo de trabajo, en el que mantuvo a Hermann Gerland y Walter Junghans del año anterior.

Hubo también mucho movimiento en la plantilla. Frente a las seis bajas (Lucio, Zé Roberto, Podolski, Oddo, Borowski, Sagnol) hubo siete incorporaciones (Gomez, Tymoshchuk, Olic, Pranjic, Braafheid, Baumjohann, Görlitz). Además se incorporaron a la primera plantilla Thomas Müller y Holger Badstuber desde el filial. Cinco semanas, una concentración en Donaueschingen y nueve amistosos fue el tiempo que tuvo Van Gaal para encontrar un equipo. Después de imponerse en la AUDI Cup al AC Milán (4:1) y al Manchester United (7:6 en los penalties.) en lo que supuso el cierre de la pretemporada y el primer título, las expectativas para la temporada eran altas. Aunque la búsqueda de un equipo bien engrasado aún no había terminado.

Mala suerte con las lesiones, Robben, acelerón

La mala suerte en las lesiones sufridas a principio de temporada jugaron un papel importante a la hora de formar un once.ideal. Entre los que se ausentaron al primer partido a principios de agosto estaban Franck Ribéry, Ivica Olic y Luca Toni. Con un 3:1 el FCB solventó su primer partido en la copa alemana frente al Sechstligisten SpVgg Neckarelz. Poco después se lesionaron el capitán Mark van Bommel y Martin Demichelis. Los primeros paartidos de liga no supusieron una alegría para el Bayern. Tras un 1:1 en Hoffenheim y un 1:1 contra el Bremen en casa, el FCB cayó derrotado en la tercera jornada en Mainz (1:2) y Rummenigge comentó: "Tras tres partidos y sólo dos puntos, no es ninguna situación para estar contento."
El Bayern consiguió cambiar el ritmo, en parte gracias a Robben, quien poco antes del cierre del mercado de fichajes, el 28 de agosto, pasó del Real Madrid a Múnich. Justo un día después el holandés tomó parte activa en la primera victoria liguera de la nueva temporada, un 3:0 contra el capeón Wolfsburgo. Robben anotó dos goles, ambos asistido por Ribéry. "Tenemos ahora dos cuchillos por las bandas, con gran cálidad", afirmó contento Rummenigge, "finalmente ha comenzado hoy para nosotros la Bundesliga. Ahora pegaremos un acelerón"

Racha victoriosa, mala suerte en los minutos finales, recaídas

Y efectivamente, con Robben y Ribéry empezó una buena racha para el Bayern. Dos nuevas victorias en la Bundesliga (5:1 en Dortmund, 2:1 contra el Nürnberg), un inicio exitoso en la Champions League (3:0 contra el Maccabi Haifa) así como un 5:0 en la segunda ronda de la copa frente al Oberhausen. A finales de septiembre se enfrentó el FCB al líder y tras la derrota frente al Hamburgo SV (0:1) se frenó la racha. "Un empate hubiese sido más justo con el desarrollo del partido" comentó enfadado Uli Hoeneß, aunque afirmó en referencia al rendimiento del equipo:"Se puede perder como hemos perdido hoy en Hamburgo, esto no nos volverá locos."

Más grande fue el disgusto unos días más tarde tras el 0:0 frente a la Juve en la Champions League. "Todavía no hemos hecho ningún partido tan bueno como hoy en la primera mitad. Hemos creado muchas ocasiones claras pero no hemos materializado ninguna", comentó Van Gaal visiblemente preocupado por la oportunidad perdida y la lesión de Robben. El jugador tuvo que ser operado y causó baja hasta el último partido de la primera vuelta de liga. Para Ribéry se acabó el primer tramo liguero tras el siguiente partido (0:0 contra el Colonia). Una infección del ligamento de la rodilla forzó el parón del gran jugador francés, en diciembre una infección en el lecho ungueal de un dedo del pie ha retardado su reaparición.

Empates, derrotas, cambios

Sin sus bandas titulares el FC Bayern sufrió varias semanas en octubre y noviembre. El FCB venció contra el Friburgo (2:1) y dos veces consecutivas contra el Frankfurt (2:1 en liga, 4:0 en octavos de final de la copa), aunque frente al Stuttgart (0:0), Schalke (1:1) y Leverkusen (1:1) se dejaron los bávaros varios puntos. En Champions League el FCB temió la eliminación tras dos derrotas frente al campeón francés, el Girondins Bordeaux (1:2 fuera y 0:2 en casa). Si el Burdeos perdía frente a la Juve el Bayern estaría eliminado, independientemente del resultado frente al Haifa.

"Mientras haya oportunidades de clasificación nunca es tarde. Tenemos que levantar la cabeza y seguir", dijo Gomez entonces. Y a finales de noviembre el Bayern regresó a la senda de las victorias. Vencieron frente al Haifa (1:0) mientras el Girondins se imponía en Burdeos a la Juve (2:0), dejando intactas las opciones del FC Bayern para seguir en la máxima competición continental. Con una victoria en Turín en el último partido de grupo se aseguraría el FCB el billete para octavos de final.

Finanzas, presidencia, remontada

Fuera del terreno de juego, en noviembre hubo buenas noticias para el Bayern. El contrato con el principal patrocinador Deutsche Telekom AG se renovó hasta el año 2013 y la cooperación de años con AUDI AG se ha profundizado. El fabricante de coches de Ingolstadt se hizo con un 9,09% del FC Bayern München AG por 90 millones de euros. También la relajada Asamblea Anual, que presentó por 17ª vez consecutiva superávit (2,5 millones de euros), contribuyó con el buen ambiente existente. "Tenemos buenos integrantes", comentó contento Hoeneß, quien con un 99,3 % de los votos fue proclamado presidente del Bayern esa noche, sucediendo en el puesto a Franz Beckenbauer. "Haremos todo para llevar deportivamente al FC Bayern al lugar en Europa que económicamente ya ocupa: muy arriba" prometió Hoeneß en su discurso de investidura.

Dos días después empezaron a despejarse los nubarrones que había sobre el equipo entrenado por Van Gaal. En los últimos 4 partidos antes del parón navideño se consiguieron 4 victorias (3:0 en Hannover, 2:1 contra el Gladbach, 5:1 en Bochum, 5:2 frente al Berlin) con un 15:4 en el balance de goles el FCB se ha aupado hasta la tercera posición de la clasificación, a dos puntos del campeón invernal, el Leverkusen. A principios de octubre la distancia entre ambos era de ocho puntos y a finales de noviembre seis.

Turin, Florencia, 2ª vuelta

Y en Champions League el FCB vivió en Turin "una noche mágica" (Rummenigge). 4:1 se impusó el Bayern al equipo italiano y superó a la Juventus en el grupo colocándose segundo en el grupo, logrando así la clasificación para octavos de final. "Ha sido impresionante como ha jugado el equipo" afirmó el director deportivo del FCB, Christian Nerlinger, tras el mejor rendimiento del equipo en toda la primera vuelta.

También el sorteo poco antes de Navidad gustó al Bayern: en octavos evitó a "cocos" como el FC Barcelona o el FC Chelsea. En su lugar se enfrentará al AC Florencia. "Con toda seguridad había peores rivales" dijo Rummenigge, "es un equipo al que podemos ganar". "Es un buen punto de partida" (Rummenigge) para comenzar la segunda vuelta.