presentada por
Menú
"Tengo algunos a la vista"

Nerlinger se basa en la cantera

"Toni Kroos regresará el año que viene para ser un jugador de valor en el FC Bayern", anunció Karl-Heinz Rummenigge hace unos dias en la Asamblea General Anual del FC Bayern. El jugador de 19 años, que hasta final de liga jugará en el Bayer Leverkusen, es un ejemplo claro de lo que Christian Nerlinger define como "el modelo del FC Bayern del futuro".

"¿Por qué no vamos a darle la oportunidad de desarrollarse jugando en otro equipo a un talento como Toni Kroos, para que cuando regrese pueda ayudar directamente al FC Bayern?", comentó el Director deportivo del FCB el pasado lunes en el programa „Blickpunkt Sport“ de la televisión bávara. "Creo que es una posibilidad interesante para sacar jóvenes jugadores."

El ejemplo Philipp Lahm

Así también le ocurrió a Philipp Lahm. Se marchó cedido al VfB Stuttgart y regresó siendo internacional al FCB. "Un jugador que pierde las perspectivas de jugar en su equipo se deja llevar en los entrenamientos y en su desarrollo", aclaró Nerlinger intentando explicar el sentido de la política de cesiones.

Sólo unos pocos canteranos tienen la oportunidad de jugar directamente en el FC Bayern. Bastian Schweinsteiger, por ejemplo, o en esta temporada Holger Badstuber y Thomas Müller. "Louis van Gaal se fija en los talentos“, aseguró Nerlinger, "Badstuber y Müller se han desarrollado espectacularmente bajo Van Gaal."

Filosofía de dos columnas

La formación de los propios talentos es algo típico del FC Bayern, por eso el Director deportivo se centra especialmente en los jugadores del segundo equipo. "Tenemos algunos en vista que tienen ya el nivel para jugar en el Bayern München" afirmó Nerlinger. "Pronto" entrenarán con el equipo para continuar con su progresión.

Brindar una oportunidad a los propios talentos es sólo una parte de la "filosofía de dos columnas" de Nerlinger. Por ello se fichan también "jugadores experimentados que hayan destacado a nivel europeo."

"Una mezcla sana"

Nerlinger y Karl-Heinz Rummenigge coinciden en esta política, tal como mostró en la entrevista con fcbayern.de a principios de año: "Por un lado tenemos en el FC Bayern estrellas como Franck Ribéry o Luca Toni. Por otro jugadores formados en nuestra cantera como Philipp Lahm o Bastian Schweinsteiger." Nerlinger lo definió como: "Mi objetivo es conseguir una mezcla sana."