presentada por
Menú
Apuestas navideñas

Pranjic también quiere hacerse un regalo

Podrían ser unas Navidades muy buenas en casa de los Olic. Con nieve, regalos y un Papa Noel con barba verdadera. Para esto último papa Ivica ha apostado con su compañero de equipo Danijel Pranjic: si Pranjic no anota ningún gol de aquí a navidades (cuatro partidos), tendrá que hacer de Papa Noel para los niños de Olic: Luka, Antonio y Lara.

Aún así Olic desea que su colega croata consiga marcar de aquí a Navidades. Un gol le vendría muy bien tras unos primeros meses difíciles aquí en Múnich. "Le he comentado que tiene que centrar y chutar más", afirmó Olic, con esa premisa el pasado domingo Pranjic sirvió en bandeja el gol a Olic en Hannover. "Esa asistencia fue muy importante para ganar confianza", dijo Olic.

Ya en el inicio ligero contra el Hoffenheim, Pranjic asistió a Olic; entre ambas actuaciones Pranjic entro en un bache de juego que le llevó a escuchar silbidos de parte del público. El jugador de 27 años llegó este verano del SC Heerenveen al FCB. "Era difícil jugar con los silbidos", reconoció, "me dije a mí mismo, piensa sólo en el partido y en jugar." Olic le dió además un consejo: "Le dije a Danijel que tenía que seguir entrenando bien y que esperase a su oportunidad"

Al principio al "60-70%"

Pranjic siguió el consejo y mostró su calidad contra el Haifa y el Hannover. "En los últimos partidos demostré que no se me ha olvidado jugar al fútbol" aseveró. Ahora se encuentra solamente al "60-70 %" de sus posibilidades. "Puedo jugar mejor, pero para ello tengo que ganar confianza en mí mismo"

La confianza es algo que ha ido perdiendo el internacional croata desde su llegada a Múnich. "Al principio no jugué en mi posición" analizó el jugador sus primeros partidos con la camiseta del FCB. "Como lateral zurdo tengo a veces problemas, porque no soy defensa. Esto lo vio todo el mundo, incluído el entrenador" Ahora juega en el centro del campo en banda izquierda. "Esta es mi posición", comentó.

"Pensé que sería más fácil"

Y poco a poco también tiene Pranjic que acostumbrarse al FC Bayern. "Fue un gran cambio pasar del Heerenveen al Bayern. El Bayern tiene que ganar siempre", comentó el croata en referencia a las altas expectativas que hay en Múnich. Y también el cambio de liga le ha resultado complicado. "Pensé que sería más fácil. La Bundesliga es mucho más fuerte que la Eeredivisie."

Pranjic ha encontrado apoyo en su amigo Olic, quien vivió una experiencia similar cuando en 2007 llegó al Hamburgo desde el CSKA Moscú. "Se necesita tiempo" comentó el jugador de 30 años "y en el Bayern München todavía es más complicado que para mí en el Hamburgo."

Un deseo de cumpleaños

Por eso Olic cruza los dedos por Pranjic para que consiga su primer gol con el FC Bayern. Quizás este viernes contra el Mönchengladbach. "El jueves es mi cumpleaños" añadió Pranjic "y siempre que he jugado tras mi cumpleaños he marcado. Es lo que deseo el viernes.“