presentada por
Menú
"Todo bien"

Ribéry ante un final feliz

Uli Hoeneß miró con atención el campo de entrenamientos donde el lunes Franck Ribéry entrenaba y desde la distancia le gritó en francés ¿cómo estas? ("Ça va?”); la respuesta del volante le gustó al presidente del Bayern. En diálogo con fcbayern.de Ribéry, luego de una exigente practica, también tenía sólo noticias positivas para reportar.

“Me siento muy bien” contó el francés, quien guarda la esperanza regresar al plantel para el partido del sábado contra el Berlín, después de dos meses de pausa: “Me hace mucha falta, sí puedo regresar a la cancha, jugar 20 minutos ante nuestra afición en la Allianz Arena, estaría muy feliz”. En una frustrante primera vuelta del campeonato podría haber un final feliz.

Una persistente infección de los ligamentos de la rodilla izquierda obligó al volante a conformarse con el papel de observador de los partidos de su equipo en la primera parte de la temporada; escasamente en cinco oportunidades formó Ribéry con el equipo titular, la última vez el 3 de octubre, en Munich, en el partido contra Colonia. “Fueron meses muy duros para mi” reconoció, pero la buena noticia es que desde hace dos semanas las cosas marchan mucho mejor.

“Está mucho mejor que antes porque ahora entrena sin dolores” explicó el entrenador Louis van Gaal. Los trabajos de recuperación del francés le han permitido día a día intensificar sus prácticas, entre ellas las que a él más le importan, las de con el balón, en la cancha. “Estoy muy alegre al respecto, eso me pone muy contento, yo entreno con más placer sobre el terreno que en el gimnasio”. Este miércoles Ribéry se reintegra al entrenamiento con el resto del equipo.

Pese a que el lunes y martes eran días libres, Ribéry trabajó a fondo con el preparador físico Thomas Wilhelmi, y el entrenador asistente Andries Jonker: driblar, disparar y disputar balones, hicieron parte del programa. “Estoy tan contento, disparé, jugué con el balón, corrí. ¡Todo bien! Espero que siga así”.

El francés recalcó que aún no está al 100 por ciento: “se que todavía necesito un par de días para recuperarme”. De todas maneras él espera poder jugar por un corto periodo contra el Berlín, lo cual van Gaal también considera: “creo que puede ingresar por unos minutos”.

A fcbayern.de Franck Ribéry le contó que su lema es ir a toda maquina después de las vacaciones de navidad, y que se ha puesto como meta ganar la Bundesliga, la Copa Alemana, y llegar tan lejos en la Champions League como sea posible. En buen estado de salud es la estrella del Bayern un indudable aporte al equipo, y eso lo sabe también Van Gaal, quien le contó el fin de semana a una de las peñas que visitó, “con Ribéry la Bundesliga no es más un problema para nosotros”.