presentada por
Menú
A tope en la 2ª vuelta

Salchichas y 3 puntos contra Hertha

Grandes copos de nieve cayeron desde el cielo durante todo el día, el hielo dominaba el campo de entrenamiento del FC Bayern, pero en la calle Säbener no había ningún ambiente navideño. Después de dos días libres, los jugadores – algunos en pantalón corto – iniciaron la preparación para el último partido de la primera vuelta de esta temporada, contra el Hertha BSC Berlín, el próximo sábado.

"Queremos hacerlo bien ante nuestra afición y celebrar un buen final de año", dijo Andreas Ottl a fcbayern.de. Los dos días libres han venido bien, "sobre todo para despejar la cabeza", dijo el jugador. "Se ha podido recuperar fuerzas", explicó Thomas Müller, "y ahora a tope en los partidos de vuelta".

´Con lucha y pasión`

Después de dos sensacionales partidos en Turín (1:4) y Bochum (1:5), el equipo quiere mostrar su cara más positiva también jugando en casa. "Pero lo más importante son los tres puntos", enfatizó Ottl. Y también Müller opinó: "lo más importante no es jugar como lo hemos hecho últimamente, sino con lucha y pasión conseguir los tres puntos".

Pues sólo con los tres puntos el FC Bayern mantiene su pequeña posibilidad de hacerse con el título de campeón de invierno. Y las victorias en Múnich a final de año están casi garantizadas. El último partido del año en casa lo perdió el Bayern la última vez hace 22 años (1987, 1:3 contra el Dortmund). Esta temporada el equipo no ha perdido ningún partido en el Allianz Arena. Y más allá de esta temporada, lleva once partidos seguidos sin perder ante su público.

Salchichas y vino caliente gratis

Y ahora visita Múnich el Hertha BSC, uno de los rivales favoritos del Bayern en el Allianz Arena. El equipo no ha perdido ninguno de los últimos 16 partidos disputados en casa contra los berlineses (12 victorias, 4 empates) y en los último cuatro, el equipo de Berlín ha encajado al menos tres goles, en los últimos tres incluso cuatro (4:1, 4:1, 4:2). Y esta vez el Hertha llega ocupando la última posición de la clasificación, con la peor defensa de la Bundesliga.

Coincidiendo con el partido número 100 de Liga seguido en el que el estadio se llena (Ottl: "¡esto es increíble!"), para acabar el año habrá ambiente de fiesta en el Allianz Arena. También gracias a Uli Hoeness y a la compañía de electricidad E.ON. Hoeness apostó con el patrocinador del club, a principios de año, que no era posible ahorrar en el Allianz Arena 1 millón de kilowatios/hora. El directivo perdió la apuesta y ahora el sábado tendrá que ponerse detrás de la parrilla. Todos los aficionados recibirán a la entrada un bono de salchichas y vino caliente. Pero el regalo de verdad lo quieren proporcionar los jugadores sobre el terreno de juego.