presentada por
Menú
Un partido para Ribéry

Bayern practicará contra Ingolstadt

Munich, Stuttgart, Marsella y Lisboa: el lunes la gente del Bayern tenía citas en distintas partes del mundo. Louis van Gaal, en compañía de Ivica Olic y Anatoliy Tymoshchuk, se marchó el lunes a mediodía a Lisboa, donde en la noche –como parte de una selección restos del mundo- disputará un partido de beneficencia para las victimas del terremoto en Haití; Franck Ribéry partió a Marsella a atender un compromiso privado; Mario Gomez, Philipp Lahm, Bastian Schweinsteiger, Miroslav Klose y Thomas Müller están con la selección alemana en Stuttgart, donde Hermann Gerland atendió una reunión con todos los entrenadores de la Bundesliga.

Ocho jugadores, el entrenador van Gaal y su asistente Gerland, faltaron al entrenamiento del lunes, que condujo Andries Jonker, en la sede deportiva del club; tampoco estuvieron los juveniles Diego Contento, David Alaba y Mehmet Ekici, quienes se recuperaron del partido de la tercera división contra Unteraching. Jonker trabajó sólo con 13 de los 24 jugadores del equipo.

Un partido para Ribéry

Para este reducido grupo el entrenamiento sirvió como preparación para el partido amistoso del martes en las instalaciones del club contra el FC Ingolstadt; en él van Gaal quiere poner a jugar a “todos aquellos que no lo hicieron en Bremen”. Esto significa que los suplentes entrarán en acción, entre ellos Ribéry: “es un buen partido para Franck pues podrá jugar 90 minutos” explico van Gaal.

Ribéry regresó a las canchas el sábado, en el triunfo 3-2 sobre el Bremen, y jugó 22 minutos para alegría del Bayern. Sin embargo, se vio que al francés aún le falta para estar en plenitud de condiciones: “yo me alegré mucho, después de una pausa tan larga era importante volver a estar con el equipo” dijo la superestrella.

“Necesito jugar más”

El mediocampo francés informó que la rodilla ya no le duele, pero que se dio cuenta en Bremen que le falta “ritmo” y “presencia”: “Lo que necesito ahora es jugar, así lograré rápidamente recuperar mi ritmo y llegar a mi mejor nivel”. El partido contra Ingolstadt le cae a Ribéry como anillo al dedo.

Ya en la primera vuelta del campeonato van Gaal había organizado varios amistosos para permitirle a los suplentes mantenerse activos, esta vez el rival escogido fue el FC Ingolstadt, en noviembre fue una selección juvenil de Holanda, en octubre el club de tercera división Jahn Regensburgo, y en septiembre el equipo aficionado del Bayern.

Ingolstadt se alegra

El líder de la tercera división, que la próxima semana iniciará la segunda vuelta del campeonato de su categoría, se alegra del duelo con el Bayern: “esta es una oportunidad única para nosotros el poder jugar contra un rival de tan alto nivel” dijo el entrenador del FC Ingolstadt, y ex integrante del club de Munich, Michael Wiesinger.