presentada por
Menú
Vuelve Ribéry

Bayern va a Bremen a ganar

Con mucha confianza en el equipaje, y Ribéry en la plantilla, el Bayern viaja a Bremen, a enfrentar al campeón de la Copa Alemana, con el objetivo de continuar con su serie de triunfos: “no somos primeros, para ello debemos seguir por el camino que llevamos” dijo el director deportivo, Christian Nerlinger, antes del clásico Norte-Sur que se jugará en un estadio lleno.

“Traemos una serie de resultados positivos y en Bremen queremos darle continuidad” dijo el entrenador Louis van Gaal. Sus muchachos llevan 11 partidos invictos y los últimos 5 duelos los han cerrado con victorias; además, en los últimos 7 enfrentamientos se han conseguido 22 goles. “Estamos en condiciones de ganar también en Bremen” afirmó el arquero Joerg Butt.

La situación del Bremen es una muy diferente, el equipo de Thomas Schaaf no ha logrado ganar ninguno de sus recientes 5 partidos y ha perdido en tres ocasiones consecutivas. El inicio del Bremen en la segunda vuelta del campeonato deparó un revés, 0-1 se perdió en Francfort; además en los últimos 4 partidos el equipo apenas ha anotado un gol. En la tabla el Bremen cayó a la sexta posición, a 8 puntos del Bayern: “hay una distancia considerable con la punta que tenemos que recortar” planteó Schaaf.

En el Bayern hay conciencia que los más peligrosos rivales son los que están golpeados: “los resultados recientes los convierten en un peligro mayor” opina Butt, en tanto que Miroslav Klose, quien jugó para el Bremen, considera que el enemigo del sábado “está en capacidad de derrotar a cualquier equipo”. Igual a quién se le preguntó en el Bayern sobre el partido del sábado, todos coincidieron en opinar que el Bremen es un equipo fuerte, sobre el cual van Gaal dice “con Wiese, Mertesacker, Naldo, Frings, Özil y Pizarro, el Bremen tiene un eje que pocos en la Bundesliga poseen”.

En el pasado el estadio del Bremen no fue un terreno fácil para el Bayern: “tradicionalmente ellos nos la han puesto siempre muy difícil” contó Nerlinger. De los 43 partidos jugados hasta ahora en Bremen el Bayern apenas ha podido ganar 10; 19 veces ha perdido. Contra ningún otro equipo de la Bundesliga el Bayern ha sufrido tantos tropiezos como contra el Bremen: 26 derrotas y 111 goles en contra. De los últimos 8 partidos el Bayern apenas ha ganado uno.

Ribéry, el comodín

Ese triunfo sucedió hace año y medio, cuando de la mano de Franck Ribéry el Bayern ofreció un gran espectáculo que terminó con un 4-0; curiosamente, después de más de tres meses de pausa, el francés regresa este sábado a la plantilla que disputará el partido. Van Gaal dijo estar “muy contento con su rendimiento en los entrenamientos” y anunció que “de acuerdo a lo que ocurra” Ribéry será el comodín que se sacará de la manga en el momento más apropiado. “Creo que no está mal que Ribéry se nos sume desde la banca” dijo Mario Gómez.

Con una victoria en Bremen, si el Schalke deja puntos tirados en Bochum, el Bayern podría repetir lo logrado el viernes pasado: ser primero de la tabla, aunque sea transitoriamente. “Queremos continuar como vamos” anunció Butt pensando en aumentar la presión sobre el líder, Leverkusen, que el domingo juega contra el Hoffenheim. “Ya fuimos líderes por una noche, ahora queremos estar en el primer lugar durante mucho más tiempo” expresó van Gaal.