presentada por
Menú
"Queremos embestir"

Bayern va por el primer puesto

El calendario lo hace posible: si el Bayern gana el viernes en la noche el partido en la Allianz Arena, contra el Hoffenheim, que abre la segunda vuelta del campeonato, se convertirá en líder, por lo menos durante una noche. “Sería muy bueno, por lo menos durante un día, estar en el primer lugar” dijo el entrenador Louis van Gaal; la última vez que el Bayern estuvo en esa posición fue hace más de 600 días.

“Tenemos que enviarle inmediatamente una señal al resto de la liga” opinó el arquero Joerg Butt; el Bayern se fue a la pausa de invierno de tercero y el objetivo de conquistar el primer lugar en la segunda vuelta es claro. “Nuestra desventaja con el líder es de apenas dos puntos, y quiero recalcar que nuestro objetivo es ganar la Bundesliga y regresar el trofeo a Munich. Por ello es muy importante, con empeño y concentración, superar el bache del reinicio” apuntó el directivo Karl-Heinz Rummenigge.

El Bayern está a la cacería del Leverkusen: “tenemos que ganar” exigió van Gaal. Lo que más le gustaría al entrenador sería una victoria clara, “podemos así confirmar lo que mostramos al final de la primera vuelta, también sería importante desde el aspecto psicológico pues se espantaría cualquier miedo”.

10 partidos sin perder en la Bundesliga, antes de Navidad seis ganados de forma convincente y en serie, y una buena preparación, llenan de confianza al Bayern al empezar la segunda vuelta del campeonato. “Estoy 100 por ciento convencido que hay un muy buen material para alcanzar el éxito”, dijo el director deportivo Christian Nerlinger; “queremos embestir, y si estamos en condiciones de rendir al 100 por ciento entonces no habrá nada que pueda detenernos” afirmó Schweinsteiger.

Un duelo “caliente”

Para no tropezar ante el “campeón de otoño” del 2008, el Hoffenheim, actualmente séptimo en la tabla, la escuadra de van Gaal piensa darlo todo en la cancha. “No tenemos tiempo para encontrar nuestro ritmo, tenemos que jugar bien desde el principio y conquistar los puntos” declaró Olic, su compañero Schweinsteiger añadió “tenemos ganas de ganar el partido, no importa cómo”.

Bayern contra Hoffenheim, el cuarto partido entre los dos en la historia del fútbol alemán, ha desarrollado su tensión en la Bundesliga; “hasta ahora todos los duelos han sido calientes” rememora Schweinsteiger. Especialmente el partido en Munich, hace 13 meses, también jugado un viernes en la noche, se ha quedado en la memoria de la afición: transcurridos 90 minutos de gran fútbol Luca Toni consiguió el gol de la victoria en el alargue; en Hoffenheim ambos partidos han concluido en empate.

Respeto ante Hoffenheim

Van Gaal profesa respeto ante el equipo de su colega Ralf Rangnick: “ellos tienen buenos, muy buenos jugadores, algunos de ellos podrían jugar en el Bayern”. El visitante prescindirá, sin embargo, de varías de sus figuras: Luiz Gustavo está suspendido, Isaac Vorsah y Chinedu Obasi participan en la Copa de África, y la participación de Carlos Eduardo está en duda por culpa de una lesión.

Van Gaal, en cambio, podrá contar con casi todo el plantel, que se redujo en 4 jugadores durante la pausa invernal. Arjen Robben está en excelente condición física y estará en la formación inicial según informó el entrenador; el único ausente será Franck Ribéry, quien aún tiene un rezago de entrenamientos: “estamos motivados y sabemos lo que podemos, ahora sólo falta hacer uso de ello” dijo Schweinsteiger.