presentada por
Menú
Nunca es tarde...

Butt quiere ganar su primer título

Un gran coleccionista de coches privados como Jörg Butt, sabe que existen determinados modelos que no se pueden descartar fácilmente. Y él mismo es uno de esos modelos. Llegó como segundo portero al Bayern, pero, a base de grandes actuaciones, se hizo con la titularidad bajo los tres palos. El guardameta de 35 años busca ahora coronar su carrera con su primer título.

Por eso, Butt tiene “muchas ganas“ de seguir con la recuperación en la Bundesliga. “El campeonato es un gran objetivo para mi“, dijo en el stage de Dubai, “y el equipo tiene todo el potencial para lograrlo“. El reinicio de la liga ante el Hoffenheim dentro de un semana parece ser “extremadamente importante, también para dar un aviso a los otros equipos de la liga. Tenemos que estar absolutamente compenetrados y ganar“.

'Un factor de estabilidad'

Parte de la confianza en la lucha por el título está depositada en Butt. Es algo que el portero supo demostrar en la primera vuelta: en la valoración de la revista especializada en fútbol, “kicker“, fue elegido como el segundo mejor guardameta, entre los 18 de la Bundesliga. Y con su especialidad como lanzador desde los once metros, logró el empate del equipo (el 1-1) en el “milagro de Turín“, que terminó con un 4-1 y la clasificación del equipo a los octavos de final de la Liga de Campeones.

“Es un factor de estabilidad para el equipo, es es siempre bueno para un portero“, elogió Louis van Gaal a su número uno. Butt parece ser, además, el mejor lanzador de penaltis del equipo (“Es el mejor“), por eso es el indicado para lanzarlos. Pero esto también tiene sus riesgos, ya que si Butt no convierte, puede producirse un contraataque del equipo contrario. Pero Van Gaal confía en él: “Tiene toda mi confianza“.

'Se trata de un buen rendimiento'

También la confianza del equipo está depositada en Butt: “En mi primer año, creo que me he ganado un lugar importante en el equipo“, opinó el portero, que cree que “sólo se trata de un buen rendimiento en los entrenamientos y partidos“.

También en el vestuario, Butt ha cargado con responsabilidad “desde el principio“. Es algo lógico, indicó el portero: “La experiencia te obliga a dar tu opinión ante el entrenador y a ayudar los más jóvenes“. Calidad en y fuera del campo, experiencia, hambre de títulos, esa mezcla es lo que hace de Butt un modelo que no caduca.