presentada por
Menú
Primer puesto y partido de ida

Doble motivación para el Bayern

Lesionados antes del partido en casa contra el Maguncia, solamente hay uno: el entrenador. Los dedos anular y corazón de la mano izquierda y el muslo derecho, que se lastimó cuando se cayó en el último partido en Bremen al huir de Arjen Robben, siguen molestando. „Él es muy rápido para mí, además mis músculos estaban fríos y tal vez estoy ya viejo“, se reía Louis van Gaal sobre su tropiezo. El sábado contra el Maguncia no podrá ser „tan explosivo“ en la banda, aunque por dentro si que irá todo a cien.

Dos cambios tras 30 minutos

Pues contra el Maguncia hay una cuenta pendiente. En la primera vuelta el FC Bayern perdió 2:1. „Fue el primer partido que perdí con el FC Bayern. Me sentó fatal“, recuerda Van Gaal, „fue el único partido en el que mis jugadores no dieron el cien por cien. Cambié dos jugadores pasados sólo 30 minutos. Eso lo dice todo“.

Tampoco Mark van Bommel tiene buenos recuerdos de ese encuentro. En realidad por estar lesionado, el capitán no jugó ese día, pero la impresión que se llevó viendo el partido por televisión, no la puede olvidar. „La primera parte fue tal vez la peor de toda esta temporada. No nos salió nada bien“, recordaba poco antes del partido de vuelta.

Pero los jugadores tampoco quieren hablar de revancha. „No tiene nada que ver con el partido de ida. Ahora nos encontramos en otra situación. Los jugadores ha mejorado mucho“, comentó Van Gaal, que no ha mostrado ningún vídeo de ese partido, de cara a preparar el encuentro del sábado. „Queremos ganar, pero no para vengarnos, sino porque es un partido importante para nosotros“, enfatizó Mario Gómez.

¿De nuevo líderes?

Con una victoria el Bayern puede volver a situarse, por lo menos por una noche, primero. De eso se trata contra el Maguncia. „Nos encontramos ahora mismo muy bien y lo queremos demostrar el sábado“, dijo Gómez sobre el buen estado de forma del equipo. Ocho victorias seguidas en otros tantos partidos oficiales, de ellos seis de la Bundesliga, y en total 12 partidos seguidos de la liga sin conocer la derrota – ese es el brillante balance de cara al encuentro contra el Maguncia.

Pero aunque el Maguncia llega a Múnich como uno de los equipos más débiles fuera de casa, al Bayern no le espera un encuentro fácil. „Es un equipo que al que se le infravalora“, advirtió Gómez, sin olvidar que ocupa una cómoda posición en mitad de la tabla. El Maguncia mostrará su juego habitual. „Un equipo que se caracteriza por su lucha y que aquí lo hará más que nunca si cabe. Por eso tenemos que estar muy concentrados y mostrar por lo menos las mismas ganas y la misma agresividad que ellos“.

La táctica del autobús

El anuncio del entrenador Thomas Tuchel confirma lo que el Bayern espera. „Queremos darlo todo y luchar hasta no poder más“, dijo el entrenador del Maguncia. Este espíritu de lucha, junto a la tranquilidad con la que afrontan el partido fuera de casa, les hace especialmente peligrosos. „Nos gustaría jugar un 5-5-2, así estaríamos muy compactos y podríamos contraatacar“, dijo Tuchel, „y el autobús lo aparcamos en los 16 metros, justo delante de la portería“.

Pero estos comentarios no irritan a los jugadores del Bayern, ni a Ribéry, que empezará viendo el partido desde el banquillo. „El Maguncia es más fuerte de lo que mucha gente piensa“, opinó Van Gaal, „es un equipo valiente y que está siempre dispuesto a correr. Y además juegan como un equipo“. Así que al Bayern de Múnich le espera un partido desagradable. Pero Gómez asegura: „Si lo damos todo, ganaremos“