presentada por
Menú
17 tantos en 5 partidos

El Bayern no para de fabricar goles

“El último toque ante la portería” es lo que, según palabras de Mario Gómez, le faltó al Bayern en el primer partido de la segunda vuelta. “Eso se debe también a la pausa invernal, creo. Por eso estamos sin práctica”, opinó el delantero que en el 2-0 ante el Hoffenheim no logró convertir como lo venía haciendo el los últimos cinco encuentros. En cambio, Miroslav Klose anotó su primer tanto de la temporada.

El Bayern ha conseguido anotar 17 goles en los últimos cinco partidos de Liga, más que cualquier otro club (Leverkusen 13, Schalke 6, Hamburgo 9), mientras que en los cinco partidos anteriores sólo fueron 6. Gómez (5 goles en los últimos 6 encuentros) e Ivica Olic (4 goles en los últimos 5 encuentros) se han convertido en la dupla goleadora, y ahora Klose también quiere volver a recuperar su lugar.

“Mi meta es volver a ser titular lo antes posible”, destacó el goleador del Mundial 2006, luego de su primer gol. Varias lesiones (operación de tobillo, infecciones, lesión en el codo) lo detuvieron en la primera vuelta, pero ahora se encuentra recuperado y con muchas ganas de jugar. “Si estoy en forma y no me lesiono, entonces jugaré en todos lados, para el Bayern y en la selección”, dice convencido de sí mismo y agrega: “Simplemente porque cuando estoy bien físicamente, soy el mejor”.

Con esta frase, Klose ha declarado la guerra a Gómez y a Olic. A pesar de que el trío se entiende de maravillas. “Me alegré por él, se lo merece”, dijo Gómez sobre el gol convertido por su rival. “Esta vez me tocó a mí, la próxima será de Mario o de Ivi”, opinó Klose, “lo importante es que los tres estamos bien predispuestos y tenemos la sensación de ser decisivos en el partido”.

Van Gaal apuesta a Gómez/Olic

Pero Klose deberá tener un poco más de paciencia hasta poder volver a ocupar un lugar en la plantilla, como lo hacía hasta mediados de noviembre. Ya que Louis van Gaal informó luego del partido ante el Hoffenheim que el dúo Gómez/Olic continúa teniendo su confianza. “Por eso, la semana que viene, no cambiaré nada ante el Bremen”, dijo el entrenador del club.

Pero Klose puede por lo menos contar con que participará unos minutos en el encuentro ante su ex club. “Hasta ahora, el entrenador lo ha hecho siempre así”, dijo el jugador de 31 años, recordando que Van Gaal hasta ahora siempre ha dejado que sus jugadores participaran de los encuentros ante sus ex clubs. Olic y Gómez habrían jugado como titulares ante el Hamburgo y el Stuttgart, respectivamente. Hamit Altintop jugó contra el Schalke un tiempo y sólo Alexander Baumjohann debió quedarse en el banquillo ante el Mönchengladbach.

El regreso de Ribéry

Junto a Klose, hay otro jugador ansioso en el Bayern: Franck Ribéry. El sábado en Bremen, el remolino francés volverá a formar parte de la plantilla después de una pausa de tres meses y medio por una lesión. “Entonces tendremos otra arma más del lado izquierdo“, dijo contento Klose. Si bien llevará tiempo que Ribéry se integre bien al equipo, según enfatizó Van Gaal: el jugador de 26 años hará aún más peligroso el ataque del Bayern.

Franck es un jugador excepcional y sólo puede ser de gran ayuda”, dijo Mark van Bommel, que está seguro de que el regreso del dúo Ribéry & Robben para el Bayern podría significar la toque de distinción en la lucha por el título. “Así somos invencibles”.