presentada por
Menú
'Muchas aspiraciones'

El Bayern satisfecho

Después del buen comienzo de la segunda vuelta, con la victoria por 2-0 contra el 1899 Hoffenheim en los vestuarios del Allianz Arena se discutió con intensidad. ¿Hacía 600 días o sólo algo más de un año que el Bayern no era líder? En la jornada 17 de la pasada temporada tras empatar con el Stuttgart el equipo ocupó provisionalmente la primera posición, si bien el Hoffenheim la recuperó al día siguiente después de empatar contra el Schalke.

Realmente no importaba que el Leverkusen recuperase el liderato el sábado tras imponerse por 4-2 al Maguncia. Estuvo bien volver a estar arriba del todo, aunque sólo fuera por una noche, como reconoció el presidente Karl-Heinz Rummenigge. "Pero lo importante es poder presentar a nuestros seguidores la ensaladera del campeonato en la jornada 34".

Recompensa por el esfuerzo

Con la victoria, pero sobre todo con el buen juego de la segunda parte, el FC Bayern demostró que aspira a todo. "Creo que hemos metido un poco de miedo", opinaba Louis van Gaal. "La victoria ha sido muy merecida. Hemos jugado en algunas fases muy bien. Ha sido un buen comienzo de la segunda vuelta", comentó Rummenigge.

"No queríamos un comienzo como en verano", comentó por su parte Mario Gómez, que por primera vez desde hace cinco partidos no pudo marcar. El equipo ha trabajado duro en la concentración en Dubai y en el partido contra el Hoffenheim llegó la recompensa. "Ahora estoy tranquilo. Hemos dicho que habíamos hecho una buena preparación y en un partido así, hay que demostrarlo", dijo el director deportivo Christian Nerlinger.

'Es el Bayern'

Ante 69.000 espectadores Martín Demichelis puso a su equipo por delante en el marcador en la primera parte y en el minuto 86, Miroslav Klose sentenció el partido al marcar el segundo tanto. "Tenemos muchas aspiraciones para la segunda vuelta", dijo Klose. Contra el Hoffenheim se logró la séptima victoria consecutiva en partido oficial y la quinta de la Bundesliga. "No perderemos muchos partidos", comentó con seguridad Gómez.

El respeto de los contrarios,desde luego, lo han recuperado los jugadores bávaros. "No hacen nada en la primera parte y luego te arrollan. Es la calidad del Bayern", dijo el portero del Hoffenheim Timo Hildebrand. Y el entrenador Ralf Rangnick estaba de acuerdo: "El Bayern tiene muy buenos jugadores y se nota la mano de Van Gaal".