presentada por
Menú
Compromiso grupal

'Juntos podemos vencer a cualquiera'

Los niños en las tribunas no pararon. Todo el tiempo gritaban “¡Ri-bé-ry, Ri-bé-ry!”.
Durante 10 minutos, 20 minutos, 30 minutos hasta que en algún momento los gritos fueron escuchados. Franck Ribéry , que estaba trabajando en el gimnasio del estadio “Al Maktoom” salió y se vio inmediatamente cercado. El jueves por la tarde, unos 100 colegiales de Dubai fueron invitados al entrenamiento del Bayern.

Pero no fueron sólo los corazones de los más pequeños, que después del entrenamiento recolectaron autógrafos del resto del equipo, los que latían más de prisa. También los jugadores del club de primera de Dubai, Al-Nasr, se alegraron como niños. Dieron la bienvenida a cada una de las estrellas del Bayern, les regalaron una bufanda del club y posaron de excelente humor para la foto grupal. El entrenador del equipo local, Frank Pagelsdorf le regaló además a Louis van Gaal un plato de recuerdo.

'Ninguna manzana podrida'

El ambiente en Dubai es de lo mejor. Y también en el mismo Bayern, a una semana del comienzo de la segunda vuelta, el clima no podría ser mejor. “Se está trabajando bien, seriamente y con placer”, informó Mark van Bommel, “el clima es muy bueno. No hay ninguna manzana podrida, todos se entienden con todos”.

También el entendimiento entre el entrenador y el equipo es bueno. “Van Gaal trabaja siguiendo metas, detrás de cada ejercicio hay una idea”, explicó el capitán, “pero cuando no se gana, es difícil de ver esa idea. Últimamente hemos puesto en práctica lo que el entrenador quería y todos pudieron ver que funciona. El ambiente es ahora muy bueno”.

Unidos es mejor

La unión del equipo es fundamental en la lucha por el título y las copas. Si bien, según Van Bommel, otros grandes clubes europeos como el Real Madrid o el Barcelona tienen mejores individualidades que el Bayern, “pero como equipo los podemos derrotar. Si jugamos unidos, todo es posible. Podemos ganarle a cualquiera”.