presentada por
Menú
Robben fuera de peligro

Ribéry, con el equipo en el gimnasio

Arjen Robben iba y volvía una y otra vez por su carril. Arriba, abajo, arriba, abajo. Mientras otros huéspedes del hotel se relajaban en la piscina, el holandés realizaba una serie completa de ejercicios de aquajogging, y esta es una de las dos buenas noticias del anteúltimo día del Bayern en Dubai: Robben, quien se había doblado el pie derecho en el último entrenamiento, no tiene una lesión seria.

Luego de una resonancia magnética realizada el sábado por la mañana, el médico del club, Hans-Wilhelm Müller-Wohlfahrt pudo tranquilizar al equipo. Robben sólo sufrió un tirón en los ligamentos del tobillo derecho y deberá realizar un entrenamiento personalizado durante cuatro días. El próximo martes podrá jugar en el amistoso ante Basel y su participación en el encuentro ante el Hoffenheim no corre peligro.

Ribéry entrena con el equipo

La segunda buena noticia del sábado es sobre Franck Ribéry. El francés realizó, por primera vez en Dubai, una unidad de entrenamiento con el equipo. Con calzado deportivo, participó por la mañana de los 90 minutos de ejercicios físicos en los que se trabajó intensivamente -sin balón- en fuerza, estabilidad y explosividad.

Los preparadores físicos Thomas Wilhelmi, Darcy Norman y Marcello Martins, establecieron varios ejercicios con pelotas medicinales, elásticos y vallas, en los que el jugador fue exigido al máximo. También Mario Gómez, Daniel van Buyten y Andreas Görlitz participaron de este entrenamiento que finalizó con un partido de Völkerball (típico juego alemán, también conocido como “balón prisionero“ o “el quemado“).