presentada por
Menú
'Victoria afortunada'

Bayern confiado para la vuelta

Tras la Bundesliga y la Copa DFB, el FC Bayern también sigue en competición europea. Con la merecida aunque apurada victoria por 2-1, en el encuentro de ida de la Liga de Campeones que le enfrentó el miércoles a la Fiorentina, el equipo alemán se encuentra en una buena posición para afrontar el partido de vuelta. Incluso un empate le bastaría el próximo 9 de marzo en la Toscana para acceder a los cuartos de final.

„Hemos ganado y eso es lo importante“, dijo el entrenador Louis van Gaal tras el encuentro, que se disputó ante los 66.000 espectadores que llenaban la Allianz Arena. „Tenemos un gol de ventaja. En Florencia será difícil, pero la eliminatoria está al 50%, tal vez un poco mejor para nosotros“. También el presidente del club Karl-Heinz Rummenigge se encontraba „contento, hemos ganado e iremos a Florencia con optimismo de alcanzar los cuartos“.

´Yo también estaría enfadado`

Muy comentado fue sobre todo el gol de la victoria que marcó Miroslav Klose en el minuto 89 del partido, en situación de fuera de juego, para enfado de la Fiorentina y de sus tifosi. „Fue fuera de juego y yo también estaría enfadado“, admitió Van Gaal. „Que los italianos se enfaden, es para mí comprensible. Fue fuera de juego“, opinó el director deportivo Christian Nerlinger y calificó la victoria, al igual que Rummenigge, de merecida, pero afortunada.

Pues el equipo no lo tuvo fácil durante los 88 minutos anteriores ante un equipo que ocupa la undécima posición en la Serie A. „Han jugado muy defensivos y muy diferente a las últimas semanas“, analizó el capitán Mark van Bommel. „La Fiorentina ha jugado muy bien tácticamente, ha cambiado el sistema y no hemos podido hacer nada“, reconoció Van Gaal.

Marcan sin ocasiones

Sobre todo en la creación de juego, el equipo no pudo desarrollar el juego que venía haciendo en las últimas semanas. La posesión de la pelota no se mantenía lo necesario y no se encontraba jugadores desmarcados. Cambios de banda demasiado lentos e innecesarias pérdidas de balón, le facilitaron la labor a los habilidosos italianos, para impedir el juego de ataque del Bayern y evitar así que gozasen de ocasiones de gol.

Así continúo hasta prácticamente el final de la primera mitad, cuando Robben pudo transformar el penalti cometido sobre Ribéry (45.+3). Pero casi al comienzo de la segunda parte Krøldrup (50.) supo aprovecharse de un despiste de la defensa alemana, para reestablecer el empate en el marcador. „Ellos no han creado ocasiones, pero de todas formas han marcado un gol“, se quejaba Van Gaal. „Esto es la Champions, esas situaciones acaban en gol“, comentó enfadado Van Bommel por haber encajado un gol evitable.

Fuera, siempre un gol

„En la Champions no hay equipos malos. A la Fiorentina hay que tomarla en serio y eso es lo que vamos a hacer en el partido de vuelta“, dijo Rummenigge. „Para nosotros ha sido importante haber terminado ganando 2-1, eso nos lo pone más fácil. Con un 1-1, hubiera sido difícil, ahora tenemos una buena oportunidad“.

Eso opinaba también Van Bommel y los dos otros capitanes. „Creo que en Florencia será más fácil, porque tendremos más espacios“, piensa Van Bommel, confiando en lograr la clasificación. „ Ahora ellos tienen que ganar en casa, tienen que jugar ofensivamente. Eso nos vendrá muy bien“, opinaba también Philipp Lahm. Y Bastian Schweinsteiger sabe que „ nosotros fuera siempre hacemos algún gol“.