presentada por
Menú
Klose, única baja

Contra Dortmund por el liderato

Louis van Gaal debió sentirse muy aliviado cuando el viernes en la tarde ingresó al vestuario de los jugadores, en la sede deportiva del club, y comprobó que el centro de rendimiento estaba lleno, incluso con algunas victimas del virus gastrointestinal, entre ellas Ivica Olic y Danijel Pranjic. El día anterior el plantel había sido separado en dos grupos para evitar el contagio.

Puntualmente para el inicio de la “fase caliente de la temporada” (Karl-Heinz Rummenigge), los dos partidos de local del sábado en la Bundesliga, contra el Dortmund, y el miércoles contra AC Florencia, en la Champions League, van Gaal pudo apagar la señal de alarma. Miroslav Klose, con dolencias de tobillo, es la única baja del Bayern, pero hay esperanzas, pues el entrenador informó que “probablemente estará recuperado para enfrentar a Florencia”.

El Bayern encara la jornada 22 del campeonato igualado en puntos con el líder Leverkusen -cuya ventaja se reduce a dos goles-, que enfrentará en su patio, el sábado, a las 15:30 hs. al actual campeón Wolfsburgo. Los muniqueses jugarán a las 18:30 hs. y por ello conocerán el resultado de su rival en la tabla y sabrán que resultado necesitarán para volverse a encumbrar en la clasificación, que no encabezan desde el 17 de mayo del 2008.

“Sería bonito, pero aún más importante es estar arriba al terminar la jornada 34 del torneo, entonces eres campeón. No quiero perder ningún partido más en este temporada” contó el entrenador del Bayern, quien se propuso ganar tres puntos contra Dortmund.

Contra Dortmund por la docena

Once partidos en serie ha ganado el Bayern, y desde hace 14 está invicto en la Bundesliga; recientemente, en las victorias sobre Wolfsburgo (3-1) y Fuerth (6-2), van Gaal tuvo motivos de queja: “no fuimos tan buenos, pero ganamos y eso es lo que importa”. Contra Dortmund (“un rival difícil”) él espera una mayor concentración y una mejor forma de su equipo.

“Estamos advertidos, que tenemos que jugar mejor, de lo contrario se nos complican las cosas el sábado” dijo el vice capitán Philipp Lahm, quien frenó el entusiasmo de los visitantes al recordarles que “nosotros estamos en casa y venimos muy motivados, por eso nos basta ocuparnos de lo nuestro”.

Otro clásico

Bayern contra Dortmund es desde hace mucho tiempo un duelo especial entre dos equipos que juntos han ganado 12 de los últimos 16 campeonatos. El Dortmund llega dueño de la quinta posición de la tabla a la Allianz Arena, donde apenas han logrado un punto en cuatro apariciones. Además, el equipo de Juergen Klopp viene de perder dos partidos seguidos en la Bundesliga, por lo cual Holger Badstuber llamó a la precaución: “en Munich ellos se pueden recuperar, pero nosotros no nos vamos a complicar las cosas y obtendremos los tres puntos”.

El Dortmund no se siente incómodo con su papel de “sorpresa” del campeonato: “nos medimos con los grandes equipos de la Bundesliga, pero sólo cuando nos presentamos llenos de convicción somos un rival desagradable” dijo el entrenador Klopp, quien al revisar las estadísticas (la última victoria del Dortmund en Munich data el 12 de octubre de 1991) preguntó con ironía “¿queremos de verdad ir?”.