presentada por
Menú
"El fútbol es cruel"

La Fiorentina una semana antes de medirse al Bayern

La potente cúpula de la catedral de Santa Maria del Fiore atestigua desde antaño la importancia de Florencia. La capital de la Toscana es uno de los centros europeos más importantes del mundo del arte y la cultura. Galileo Galilei, Leonardo da Vinci, Michelangelo, Niccolò Macchiavelli entre otros, vivieron y trabajaron aquí. En las iglesias, palacios y una innumerable cantidad obras de arte se ha quedado grabada la historia de la ciudad para la eternidad.

Sin embargo en el fútbol la fama es efímera. Y esta es el problema del equipo de la ciudad, la Fiorentina, que está descendiendo posiciones en la Serie A. En diciembre celebraba la Fiorentina la primera plaza en el grupo de Champions-League, ahora está eliminado de la copa, en liga ocupa la 11ª posición y a una semana de los octavos de final de la máxima competición continental frente al Bayern.

Un mes que marcará el camino

"He visto a una buena Fiorentina pese a la derrota", comentó el técnico Cesare Prandelli tras el 0:2 del pasado fin de semana frente a la AS Roma. Supuso el cuarto partido sin ganar en liga (tres derrotas y un empate), aunque el dos veces mejor entrenador de Italia vio "síntomas positivos" en su equipo. "Hay que aceptar el resultado, pero sabiendo que hemos tenido hoy un gran rendimiento. El equipo ha dado todo para ganar el partido. El fútbol es cruel."

Febrero marcará los objetivos de la Fiorentina y ha comenzado mal. El equipo "viola" fue eliminado por el Inter de Milán en semifinales (0:1), en Liga tras la derrota frente a la Roma, le esperan un par de partidos dificiles contra el AC Milán (3º) y la Sampdoria de Génova (6º) . Si el equipo de Prandelli pierde este encuentro, habrá perdido de vista los puestos europeos. Y en la Champions League espera el FC Bayern.

Mutu baja, Gilardino no marca
El problema principal de la Fiorentina se nota especialmente en el ataque. Se nota demasiado la baja del delantero Adrian Mutu, quien dio positivo en test antidoping de la federación italiana a mediados de enero y por tanto está sancionado. Como reincidente el rumano de 31 años puede ser sancionado con hasta 4 años de suspensión, lo que prácticamente supondría su retirada del fútbol profesional. A esto se une la falta de acierto de su delantero estrella, Alberto Gilardino (9 goles en liga), quien desde hace 7 jornadas no ve puerta.

Sin Mutu y Gilardino la Fiorentina está desdentada. Tras la sanción a Mutu, el club intentó el fichaje de Antonio Cassano (Sampdoria) como recambio, aunque el acuerdo se rompió en el último instante. Poco antes del cierre del mercado invernal, el conjunto viola presentó al brasileño Keirrison (cedido por el FC Barcelona) como nuevo delantero. Aunque el jugador de 21 años (máximo goleador en Brasil en 2008), quien también jugó seis meses en el Benfica (6 partidos, 0 goles), es una apuesta de futuro. En Florencia sólo ha disputado hasta ahora 6 minutos.

Refuerzos para la defensa

Con Adem Ljajic (Partizan de Belgrado, 19 años) y Haris Seferovic (Grasshoppers Zürich, 18 años) la Fiorentina ha incorporado dos nuevos delanteros, aunque no han sido inscritos para la Champions League. Ningún otro clun italiano ha gastado tanto dinero en el mercado invernal como la Fiorentina, la mayoría del mismo en el fichaje de Felipe (Udinese Calcio). El brasileño juega como central y supone un gran refuerzo para el equipo de Prandelli.

"Los chicos tienen que trabajar con convicción, al final la suerte estará de nuestro lado", afirmó Prandelli con la confianza de abandonar pronto esta mala racha. En realidad su equipo fue el mejor en el último partido, con más posesión, más tiros a puerta y más saques de esquina. La Fiorentina ha "olvidado" solamente marcar goles. Aunque esta fase no durará una eternidad. El fútbol es presente.