presentada por
Menú
Ottl y Breno en Nuremberg

Lucha contra el descenso en vez de por el título

Philipp Lahm anunció “hablaremos antes del partido”, ocurrirá en un conversación con el teléfono móvil y su interlocutor será Andreas Ottl; ambos muniqueses integraron el equipo juvenil del Bayern que ganó el campeonato alemán en el 2002 y este sábado serán por primera vez rivales, pues nunca antes habían vestido uniformes de equipos contrarios.

Andreas Ottl, quien llegó al Bayern cuando apenas tenía 11 años, es uno de los dos bavaros cedidos en préstamo al Nuremberg, el otro es Breno, quien arribó a Munich hace dos años proveniente del FC Sao Paulo. En vez de luchar por el título, los dos están en medio de la batalla por evitar el descenso; “ellos son exactamente lo que necesitaba urgentemente el equipo para poder lograr en la segunda vuelta del campeonato mantenernos en la primera división” opina Dieter Hecking.

El entrenador del Nuremberg está muy entusiasmado con los primeros cinco partidos jugados bajo su conducción por los dos jugadores del Bayern: “han dado lo que esperábamos de ellos, lo cual no siempre es natural” dijo, y “felicitó” no sólo a Breno y a Ottl, sino también “a las directivas, pues nos dijeron ‘esos dos muchachos pueden ayudarlos’ lo cual no fueron sólo palabras”.

Titulares en vez de suplentes

A cuatro puntos del puesto 16 se encontraba el Nuremberg antes de la llegada de Ottl y Breno, ahora, con ellos, la distancia es de apenas un punto. Ninguno de los dos se ha perdido un solo minuto de los partidos del Nuremberg desde su llegada, lo que es una situación muy diferente a la que tenían en el Bayern, donde Breno apenas formó en 15 partidos, de ellos empezó 8 en el banco de suplentes, en tanto Ottl acumuló en cinco años únicamente 119 partidos (68 de titular) y en los últimos meses tuvo que contentarse con ser reservista.

“En los últimos años pude lograr estar en 25, 30 partidos cada temporada, en esta, en cambio las cosas no resultaron como me lo esperaba” dijo Ottl, quien apenas tiene 24 años, y agregó que aceptó la oferta del Nuremberg porque “aquí puedo jugar por lo menos 17 partidos completos y tengo una gran responsabilidad pues tengo que ayudar a un club de gran tradición a defender su cupo en la Bundesliga. Para mí, en lo personal, es un enorme progreso”.

Hecking recibe información interna

Eso es tanto para Ottl como para Breno lo más importante, ambos tiene la tarea de acumular experiencia en Nuremberg con el objetivo de poder regresar a Munich en el verano bajo otras condiciones. En las recientes jornadas los dos han brillado, y el entrenador Hecking elogió al brasilero por “la seguridad que irradia, casi no comete errores y eso, para un jugador de apenas 20 años, es especial”.

Ottl es el encargado en su nuevo equipo de velar por la seguridad en el mediocampo, “lo cual hace muy bien” evalua Heckin, “por eso también lo hará el sábado contra el Bayern”. Ottl, por su parte, anunció que le revelará a su entrenador “uno que otro secreto” útil para el partido, y consideró que “con mucha lucha, y presentándonos compactos en la mitad de la cancha, tendremos una oportunidad”.

Breno contra Gómez

Los del Bayern conocen muy bien las virtudes de sus dos ex compañeros: “Andi lee muy bien los partidos y sabe repartir muy bien el balón” dijo Miroslav Klose, quien describe a Breno como “un defensor rápido y robusto que gana casi todos los duelos que enfrenta, su única falencia es la experiencia”.

El brasilero ya se ha medido muchas veces contra Mario Gómez y dice “en los entrenamientos ganabamos los duelos por igual”; el delantero del Bayern recuerda muy bien a Breno y dice “él es el más incomodo rival que he tenido”.

Sin contemplaciones

El sábado todo el Nuremberg quiere complicarle las cosas al Bayern, en especial Ottl y Breno, quienes no tendrán contemplaciones con sus ex colegas; Ottl dice “es un partido especial” y Breno complementa “pero como integrante del Nuremberg hay que darlo todo por ganar”.