presentada por
Menú
"Mejor que nunca"

Mario Gomez en su salsa

No se puede decir que no lo había intentado. Todo lo contrario. Mario Gomez ha sido el delantero más activo tras el parón invernal. Un total de 15 veces disparó a puerta en los tres primeros partidos de la segunda vuelta, más que cualquier otro jugador de la liga. Pero no había conseguido marcar aún.

"Era como un mal de ojo“, comentó, "siempre al poste, el portero, algún pie en el último instante." Hasta el minuto 75 contra el Mainz el pasado sábado. En la banda esperaba Miroslav Klose para sustituir a Gomez. Entonces Philipp Lahm entró en el área y cedió atrás, al punto de penalti, donde Gomez golpeó el balón con el pie izquierdo materializó el 2:0.
"Me quitó un peso de encima esa pelota al entrar", dijo Gomez, quien había conseguido marcar consecutivamente en los últimos cinco partidos antes de la pausa invernal. El año nuevo empezó con mala suerte y continuó también en el partido contra el Mainz. Primero el palo (minuto 30), posteriormente salvó el portero del Mainz en el último instante un par de veces (71., 74.). Hasta que llegó el balón de Lahm y Gomez anotó su gol justo con el último balón que tocó en este partido. Poco después fue sustituido.

Gomez entusiasmado

"El gol tras la asistencia de Philipp, es algo que entrenamos 20 veces cada semana. A veces se ve el resultado," afirmó Gomez, quien ha vuelto ha sentirse importante dentro del equipo de Louis van Gaal tras el inicio liguero. Desde mediados de noviembre es el delantero titular, partiendo en el once en ocho partidos de liga consecutivos, consiguiendo 6 goles, datos que lo convierten en el mejor delantero del FCB.

"Estoy mejor que nunca", dijo el delantero de 24 años tras el 3:0 contra el Mainz. En medio año ha adaptado la filosofía del FCB y se siente en su salsa en la ciudad y en el club. "Todos los partidos son divertidos. Cada jugador quiere el balón, todos suben y bajan", comentó entusiasmado en referencia a "su" equipo.

"Bonito de ver y jugar"

El partido contra el Mainz lo ha refrendado. "Lo comenté en el banquillo: Es el minuto 90, ganamos 3:0, tenemos una contra y siete jugadores suben y todos quieren el balón", comentó Gomez, "es bonito de ver y jugar." Y lo mejor para un delantero es materializar las ocasiones.