presentada por
Menú
'Quiero seguir mejorando'

Müller continúa marcando y asistiendo

Corría el tercer minuto del tiempo añadido y Thomas Müller recibía un rebote del defensor rival, Andreas Wolf, que le daba la posibilidad de sellar la victoria por 2-1 para su equipo. Pero el balón le botó lejos al jugador de 20 años y el portero Raphael Schäfer pudo retener la pelota. Inmediatamente después se terminó el partido.

“Da mucha bronca“, dijo Müller minutos después en los vestuarios del estadio easyCredit. El 1:1 en el derbi 180 entre el Bayern Múnich y el Núremberg significaba el primer partido no ganado de los últimos 13 encuentros oficiales. “Da muchísima bronca no haber podido marcar el segundo gol“, seguía diciendo Müller.

Él mismo había puesto en ventaja a su equipo en el minuto 38 tras pase de Gómez, quien a su vez había recibido el balón del propio Müller. A once metros del arco, su disparo fue directamente al ángulo superior izquierdo del portero. Fue el séptimo gol de Müller en Bundesliga y el 13º en partidos oficiales en esta temporada. Sólo Gómez lo supera en goles marcados.

Juega en cualquier posición

El joven volante ofensivo, a veces delantero, logró hacerse un lugar en la formación inicial de Louis van Gaal en su primera temporada profesional. Incluso tras el regreso de Arjen Robben y Franck Ribéry, Müller siguió siendo titular. En la segunda vuelta disputó todos los partidos de Bundesliga, Copa Alemana y Liga de Campeones desde el primer minuto. La ventada de Müller es que puede ocupar casi cualquier posición en el sector ofensivo.

“Lo que más me gusta es jugar de media punta, allí es donde hice mis mejores partidos en la primera vuelta. Pero tampoco me molesta jugar en otra posición“, resumió Müller. Ante Núremberg jugó como centrocampista por izquierda en lugar de Ribéry, a quien Van Gaal dio descanso. Tres días antes, ante la Fiorentina, jugó como segundo delantero junto a Gómez.

Müller marca goles incluso cuando no juega bien, dijo alguna vez de él el entrenador del Bayern B, Hermann Gerland, su gran valedor. Pero el jugador formado en el club muniqués no sólo sabe marcar goles, sino prepararlos. Con siete asistencias, lidera el ránking interno por delante de Robben, Gómez y Philipp Lahm (5 cada uno). “No intento superar esa marca, simplemente intento seguir mejorando“, explicó Müller. Hasta ahora, lo viene haciendo muy bien.