presentada por
Menú
Van Gaal opina:

¡Ribéry será mejor que antes!

Louis van Gaal delante de la pizarra táctica se siente en su ambiente. "Nunca jugamos así, sino en el campo rival", afirmó el entrenador del Bayern dirigiéndose al periodista Markus Othmer y desplazó a sus jugadores, en forma de fichas magnéticas con los rostros de los jugadores del Bayern, hacia delante. Poco después volvió a alinear de nuevo a sus once jugadores.

La ficha magnética de Ribéry la situó Van Gaal fuera del terreno de juego. "Ribery puede ser un jugador importante, pero antes tiene que ponerse en forma", dijo el técnico de 58 años. Hasta dos veces ha sustituido al francés en las últimas jornadas, al igual que le sucedió a Robben en su vuelta. "Robben se sentó tres veces en el banquillo antes de la pausa invernal, no estaba todavía al 100%. Posteriormente hizo el stage con el equipo en Dubai y ahora está totalmente en forma."

También Robben puede mejorar aún

Ribéry entrena "muy bien" desde hace dos semanas, afirmó Van Gaal, quien ha mostrado una clara mejora entre los partidos frente al Bremen y Mainz. "Y regresará mejor que antes, espero." También el decisivo Robben puede "ún mejorar", comentó Van Gaal. Suena como casi a una amenaza a los rivales.

Fue la segunda aparición más larga de Van Gaal en televisión. Poco antes de Navidades participó como invitado en ZDF-Sportstudio, ahora el pasado lunes por la noche apareció en "Blickpunkt Sport" de la televisión pública de Baviera. Y pocas veces se ha mostrado el técnico del Bayern tan abierto, simpático y lleno de humor. A la pregunta de que haría si estuviese en el lugar de Ribéry, respondió: "Me quedaría en el Bayern de Múnich, porque tiene un buen técnico y será cada vez mejor."

Van Gaal encantado

No hay duda: el inicio de Van Gaal en Múnich fue complicado. De manera temporal el equipo bávaro ocupó plazas de la segunda mitad de la tabla. Desde finales de noviembre sin embargo los hombre de Van Gaal está en racha. Nuevo victorias consecutivas en partidos oficiales, tres títulos aún al alcance. El entrenador esperaba algo así. "Ya dije en mi primera rueda de prensa que sería difícil. Soy un entrenador que deja trabajar mucho al cerebro y no tanto a las piernas. Exijo mucho a los jugadores y esto al principio es siempre complicado."

Que los jugadores ahora han interiorizado la filosofía de juego de control de balón y dominio de Van Gaal, ha quedado patente en las últimas semanas. "El último partido fue excelente", afirmó contento Van Gaal sobre el rendimiento de su equipo en la victoria por 3:0 frente al Mainz 05. Su equipo ahora es un auténtico muro defensivo. Al empezar la liga "todavía no podíamos jugar en zona. Ahora funciona el trabajo de todos y la pelota circula."

La disciplina está en un primer plano

¿Si ha habido algún cambio en él mismo desde el inicio de temporada? "No", dijo Van Gaal. "Yo no, tampoco los jugadores", aseguró el técnico del Bayern, quien comparte un "principio integral" con sus jugadores. "Un jugador no es sólo una persona que juega el balón de A a B. Su contexto es muy importante y esto influye su pase."

Van Gaal tiene claro cual debe ser el trabajo en los entrenamientos y también fuera del campo. "Me encanta la disciplina y creo que también la necesitamos. Con los fisioterapeutas, cuerpo técnico y resto de empleados somos un total de 40 personas, y si cada uno hace lo que quiere, esto sería un caos. Pero si establezco un sistema por el bien del equipo, sese acepta. Y tras unas semanas les encanta a los jugadores"

"Humano, efusivo, en ningún caso dictatorial"

De hecho, el comportamiento de Van Gaal es para los jugadores como una manera de confianza. "El entrenador quiere siempre lo mejor para el equipo y nunca decidiría por motivos personales", dijo Mario Gomez, quien en otoño desempeñó durante semanas un rol secundario para Van Gaal. "Humano, efusivo, en ningún caso dictatorial", comentó el capitán Mark van Bommel.

La armonía en el grupo es lo más importante para Van Gaal. "Todo va mejor cuando se vive en armonía. De esa manera se abre la otra persona a uno." Con 26 jugadores en plantilla fue complicado antes del parón, "pero cada uno sabía porque no jugaba." También Franck Ribéry lo sabe. Van Gaal dijo: "Cuando crea que Franck puede aportar más que otro, entonces jugará." No tardará mucho seguramente en volver a meter la figura magnética de Ribery en el terrenod e juego.