presentada por
Menú
"Estamos arriba"

A van Gaal le alegra el exigente programa

Leverkusen pudo haberlo logrado, pero el sábado en la tarde perdió 3-0 contra el Dortmund; el Shalke también tuvo posibilidades, el domingo en Hamburgo estuvo a punto de alcanzar su objetivo ya que ganaba 2-1, pero al final tuvo que contentarse con un empate (2-2) que le impidió conquistar el liderato. El Bayern se mantuvo en la jornada 27 de la Bundesliga como líder del campeonato, pese a su derrota en Fráncfort.

“Vimos que para los otros no es tan fácil alcanzar el primer lugar, podemos asimilar una derrota porque los otros no están en capacidad de manejar la presión. Nosotros estamos arriba, no los otros”, declaró Louis van Gaal refiriéndose a la fecha del fin de semana, en especial a la oportunidad que desaprovecharon el Leverkusen y el Schalke de derrocar al Bayern.

Un entrenador lleno de confianza

El entrenador no estaba contento con el partido en Fráncfort, “se jugó mal”, el equipo “perdió demasiados balones en el medio del campo”, dijo, y agregó “estamos arriba, jugamos la semifinal de la Copa Alemana y los cuartos de final de la Champions League, ¿qué otro equipo grande en Europa puede decir lo mismo? Sólo Burdeos y el Inter Milán. Eso es increíblemente bueno”.

Van Gaal demuestra antes de “las semanas de la verdad” –con partidos decisivos en la Bundesliga, la Copa Alemana y la Champions League- mucha confianza: “me alegran todos esos enfrentamientos, es lo mejor que nos puede pasar, es maravilloso, incluso para el entrenador”.

El miércoles en la semifinal de la Copa Alemana contra el Schalke en Gelsenkirchen; el sábado en casa contra el Stuttgart; luego el primer partido de los cuartos de final de la Champions League recibiendo al Manchester United; después viene otra visita al Schalke en la Bundesliga; otra vez Champions League, el partido de vuelta en Inglaterra; inmediatamente sigue el viaje a Leverkusen por el torneo local. Un exigente programa que no da demasiado tiempo para respirar: “por supuesto que son muchos partidos, pero cuando se quiere ser un gran equipo hay que estar en condiciones de afrontarlos todos” contó Bastian Schweinsteiger.

En las próximas tres semanas están tres títulos en juego: “creo que para el Bayern el mayor objetivo es el trofeo en la Bundesliga, pero todos los jugadores quieren ganar también la Copa Alemana y la Champions League” explicó van Gaal, quien reveló “yo quiero ganar los tres”.