presentada por
Menú
Cambio de escenario

Ahora la prioridad es el Friburgo

Los encargados del cuidado de la cancha en la sede deportiva del Bayern tuvieron bastante trabajo en la mañana del jueves, en grupos de a cuatro se enfrentaron al invierno y con gran esfuerzo limpiaron el área de entrenamientos del equipo profesional. La nieve se volvió a apoderar de Múnich cubriendo la ciudad con su manto, pero tras media hora de labores los empleados del club consiguieron arrancar una mancha verde en medio del blanco invernal.

Paradójicamente ellos quizás se hubieran podido ahorrar el esfuerzo de haber sabido que Louis van Gaal le ordenaría a sus jugadores ejercicios de regeneración en el gimnasio. Sólo unos pocos, entre ellos Bastian Schweinsteiger, quien está suspendido para el partido del sábado en Friburgo, entrenaron al aire libre.

Florencia costó fuerzas

Dos días después del partido de octavos de final de la Champions League en Florencia, y dos días antes del próximo partido en la Bundesliga, los jugadores del Bayern estaban ocupados recuperando energías. Ya que el partido en Florencia se jugó el martes, “tenemos un día más para reponernos, y eso es muy importante” declaró Thomas Mueller.

Contra el Florencia se necesitaron 90 minutos de duro trabajo para alcanzar los cuartos de final, y luego vino el banquete de celebración a medianoche. “Uno no se duerme antes de las dos o tres de la madrugada, después el vuelo de regreso y otra vez a entrenar” explica Mueller las exigencias de un partido de visitante en la Champions League.

“A recuperarse rápido”

“Después de un viaje de estos, y de un partido tan exigente, cada uno mira cómo regresa a la normalidad en casa” dice Mueller. Principalmente lo más problemático es la carga sicológica, “corporalmente se logra, pero el problema es que uno tiene en la cabeza un gran vacío” revela el juvenil jugador, y el capitán Mark van Bommel adiciona “físicamente no hay mayor inconveniente, mentalmente es más complicado”.

La mayoría de los jugadores del Bayern están acostumbrados a este ritmo desde hace años, por eso van Bommel anuncia que “ahora la prioridad es el Friburgo”. Mueller, quien juega su primera temporada como profesional, también se ha adaptado a la situación: “cambiar el escenario no es gran cosa, ahora hay que recuperarse rápido y seguir adelante”. El Bayern quiere afirmarse en el liderato del torneo con una victoria sobre el Friburgo.