presentada por
Menú
Fase decisiva

Bayern afronta las “tres semanas de la verdad“

Si uno cree en la mitología griega, entonces Sísifo fue probablemente el primero en practicar deportes con balones, al menos, si se considera su castigo desde una perspectiva deportiva. En los tiempos de la antigüedad griega, los dioses lo habían obligado a empujar una piedra enorme cuesta arriba por una ladera empinada. Pero antes de que alcanzase la cima de la colina la piedra siempre rodaba hacia abajo, y Sísifo tenía que empezar de nuevo desde el principio.

Un trabajo al mejor estilo de Sísifo es el que vienen llevando a cabo los encargados de mantenimiento del campo de deportes del Bayern desde hace meses. La nieve se encargó de pintarlo de blanco una y otra vez. Y ellos, de convertirlo en verde. También el lunes nevó en Múnich, pero esta vez los encargados del mantenimiento pudieron tomárselo más tranquilamente. No hubo entrenamiento y tampoco habrá el martes, y la sección “anti-hielo“ puede descansar un poco.

Los que también pueden respirar hondo y descansar un poco sus piernas son los jugadores del Bayern, quienes después del pase a cuartos de final de la Liga de Campeones y la defensa de la punta en la Bundesliga, fueron premiados por Louis van Gaal con dos días de descanso, ya que no hay partido entresemana. “Es una buena oportunidad para mimar un poco a los jugadores“, dijo el holandés. El miércoles es el próximo entrenamiento.

Fase decisiva

Luego comienza la fase decisiva en la lucha por los títulos. “Los meses decisivos son marzo y abril“, explicó Van Gaal, según su experiencia. La cantidad de partidos le da la razón al entrenador. Contando el partido en Frankfurt, el Bayern debe afrontar siete partidos en tres semanas, entre ellos, los duelos ante los perseguidores inmediatos, el Schalke y Leverkusen, la semifinal de la Copa Alemana también ante el Schalke y los partidos de ida y vuelta por los cuartos de final de la Liga de Campeones.

“Van a ser las tres semanas de la verdad“, consideró Christian Nerlinger, “el equipo debe rendir al máximo en las próximas semanas para encaminarse hacia los títulos“. Para ello, el Bayern espera contar con Franck Ribéry, quien ante el Freiburgo tuvo que quedarse afuera por problemas en las rodillas y, para ello, realizó un entrenamiento regenerativo el lunes y volverá a hacerlo el miércoles.

Nerlinger exige mejorar

“Volverá pronto, y lo hará al 100 por ciento físicamente“, espera Nerlinger la vuelta del francés, quien puede ser un importante as en la manga para las próximas semanas. También se espera la vuelta de Hamit Altintop (gripe), Mario Gómez (desgarro muscular) y Martín Demichelis (triple fractura facial) para disponer de más alternativas en la lucha por los tres títulos.

Pero sobre todo, Nerlinger espera una mejora en el juego del equipo en la fase decisiva de la temporada. “En los próximas semanas debemos jugar de otra manera. Eso está bien claro“, dijo el director deportivo tras la ajustada victoria ante el Freiburgo (2-1). El Bayern debe pisar el acelerador una vez más. En la cima esperan títulos como recompensa, a diferencia de Sísifo, quien debe permanece junto al “balón“ por la eternidad.