presentada por
Menú
¡Mejor, imposible!

Bayern disfruta su vuelta al primer puesto

Cuando finalmente las velas se encendían en esa especie de gran pastel de cumpleaños que era el Allianz Arena, todo volvía a estar en orden para el Bayern. Sobre el césped, escrito con luces brillantes, se podía leer “110 años del Bayern” y “Mia san Mia” que los del Bayern completaron con un: ¡“Mia san líderes”! Ya que con el triunfo por 1-0 ante el Hamburgo, el equipo muniqués pudo pasar al hasta entonces puntero Leverkusen (0-0 en Colonia) colocándose en lo más alto de la tabla después de 57 fechas (652 días) de espera.

Al finalizar el encuentro, Karl-Heinz Rummenigge regresó a casa muy satisfecho también con el resultado. “Aniversario y la punta de la tabla al mismo tiempo, mejor imposible”, se alegró el directivo del club sobre “un fin de semana perfecto. Leverkusen nos ha hecho un gran regalo y hoy lo hemos sabido aceptar”. Y los del Bayern no quieren tener que devolver el regalo. “Hace 57 fechas que no estamos en el lugar más destacado. Ahora estamos nosotros ahí y creo que no permitiremos que nos devuelvan a la sombra”, dijo Rummenigge, “será difícil que nos saquen de ahí ahora”.

Con fuegos artificiales y una coreografía de aficionados (“Pasión por las generaciones“) se festejó el domingo por la noche, en principio sólo el aniversario 110 del club, pero se sumó el haber logrado ocupar por fin el primer lugar en la tabla. “Esperamos hasta que llegó el momento oportuno”, dijo sonriendo Bastian Schweinsteiger y también Mario Gómez, quien de muy buen humor agregó: “Hay que reservarse los momentos especiales para días especiales”. 

Un momento especial fue el duelo norte-sur número 100 en un colmado estadio Allianz Arena ante 69.000 espectadores. Unos 12 minutos antes de que finalizara el partido. Franck Ribéry esquivó a su rival Guy Demel y le pegó fuerte al balón y con puntería al ángulo. “Fue un partido parejo. Hamburgo tiene un muy buen equipo. La diferencia la marcó un jugador”, sentenció Louis van Gaal después de 90 peleados minutos, con pocas oportunidades para ambas partes.

51 por ciento de posesión del balón y 49 por ciento de pelotas divididas a favor del Bayern prueban  que se enfrentaron dos equipos del mismo nivel en el Allianz Arena. “Fue un trabajo duro. El Hamburgo no nos la hizo fácil”, dijo Thomas Müller, “pero nosotros contamos con Franck Ribéry, que puede ser decisivo en un partido”. Y los de Múnich ganaron merecidamente, ya que fueron durante todo el partido el equipo más activo (16-11 tiros al arco, 6-3 córners, 14-7 tiros libres).

'Se trabajó mucho para esto'

Hace ya 17 partidos de Bundesliga que el Bayern no pierde y logró ascender del octavo puesto al primero en la tabla. “Después de tambalear un poco al comienzo, hemos invertido mucho trabajo para llegar a donde estamos”, dijo Müller, “estábamos en bastante desventaja y creo que el plantel y todo el equipo merecen reconocimiento. Ahora funcionan los engranajes”.

'Un Bayern muy seguro'

Los del Bayern saben que el camino para el campeonato no es fácil. Sólo dos puntos separan al club del Leverkusen, en las diez fechas que restan jugar se pueden conseguir aún 30 puntos. “No podemos cometer ahora el error de pensar que ya ganamos”, advirtió Rummenigge, “tenemos que seguir concentrados en cada partido”. El equipo parece ser conciente de eso. “Tenemos que continuar jugando como venimos haciéndolo en las semanas anteriores. Así llegaremos a ser campeones”, opinó Lahm.

Con el triunfo ante el Hamburgo, el Bayern ha dado otro paso en dirección al campeonato y se siente más seguro que nunca. “Definitivamente preferimos ser perseguidos que perseguidores”, comenta Rummenigge. Van Gaal dijo: “En la Liga de Campeones no apostaría mi dinero al Bayern. Pero si tuviera que apostar ahora, diría: el Bayern será campeón”. En los últimos tres aniversarios redondos del Bayern (1980, 1990, 2000) también fue así.