presentada por
Menú
Cumbre en semifinales

El Schalke y a Berlín

Se abre el telón a la primera parte del duelo entre el FC Schalke 04 y el FC Bayern. El miércoles por la noche los dos equipos jugarán el partido, para el que desde hace semanas ya no quedan entradas, que le dará a uno de los dos el acceso a la final de la Copa DFB. Y diez días después en el mismo escenario, los mismos actores, lucharán por puntos muy importantes para el campeonato de la Bundesliga. „Felix Magath con el Wolfsburgo ya se nos cruzó en la lucha por el título, no puede volver a pasar“, dijo Bastian Schweinsteiger ante el reencuentro con el ex entrenador del Bayern.

Con el VfL Wolfsburgo ya le quitó Magath el año pasado el título al FC Bayern y en esta temporada lucha incluso por el doblete. Pero por el doblete también lucha el equipo de Múnich. „El verdadero y más importante título es siempre el de Liga. Pero hemos estado muchas veces en Berlín (donde se juega siempre la final de la Copa DFB), y sabemos lo bonito que es una final. Y lo queremos volver a vivir este año“, dijo el presidente Karl-Heinz Rummenigge.

Tres títulos

¡Vencer o fuera! Perder significaría peder también la posibilidad de ganar uno de los tres títulos por los que lucha todavía el equipo de Louis van Gaal. Pero en el Bayern todos están convencidos de que jugarán su decimoséptima final de Copa. „Tenemos que tener desde el primer minuto la actitud adecuada y demostrar que somos el equipo más fuerte de la Liga“, pidió Schweinsteiger.

Schalke contra Bayern – es la prueba de fuerzas entre los dos equipos en mejor forma de la Bundesliga. Desde el pasado fin de semana el equipo de Van Gaal sólo le lleva un punto a los de Magath. „Tenemos más calidad que el Schalke y hacemos más en el partido“, dijo Schweinsteiger, „pero tenemos que aplicarlo“.

Peligro a balón parado

„Un partido en el que unos se lo juega todo – es nuestra oportunidad de vencer al Bayern“, dijo por su parte el delantero Kevin Kuranyi confiado. Con 15 goles, ha marcado un tercio de los goles logrados por su equipo y es un de los jugadores que más en cuenta tienen en el Bayern. „Pero no es suficiente con parar a Kuranyi“, opinó Schweinsteiger.

Especialmente peligroso es el Schalke en jugadas a balón parado, con jugadores que van muy bien de cabeza, como Bordon, Westermann y Höwedes. Los tres junto al portero Manuel Neuer, por el que los responsables del Bayern ha mostrado su interés, realizan además una brillante labor defensiva. Ningún equipo en la Bundesliga ha recibido menos goles en contra. „No son fáciles de batir“, dijo Schweinsteiger.

¿Quién se lleva los gladiolos?

Pero precisamente en Gelsenkirchen, no se le han dado mal últimamente al Bayern los partidos contra el Schalke. La última derrota en el Veltins-Arena se remonta a hace cinco años, y en los dos últimos partidos de Bundesliga, la victoria fue para el equipo de Múnich. „Tenemos que hacer nuestro juego, entonces le ganamos a cualquier equipo alemán“, opina Mark van Bommel: „Y estoy convencido de que el miércoles ganaremos“.

¡Vencer o fuera! – o como dice Van Gaal algo más florido: „O nos llevamos los gladiolos o estamos muertos“. Las flores de la victoria también las recogerían los jugadores del Bayern si es necesario, tras imponerse en los penaltis“. Después del entrenamiento, se ejerecitaron en ello los jugadores del Bayern y todos los jugadores marcaron sus penaltis. Schweinsteiger dijo: „ Tengo un buen presentimiento“.