presentada por
Menú
Calidad e intuición

'Rib' y 'Rob' tiran del carro del Bayern

“Soy un jugador intuitivo “, dijo Arjen Robben en un entrevista con el prestigioso diario alemán Frankfurter Allgemeinen Zeitung. “Nunca sé donde voy a terminar con los regates. Seguramente, muy seguido en los pies de un defensor rival”. ¿Fue entonces casualidad lo que pasó el martes por la noche en el encuentro de vuelta por los octavos de la Liga de Campeones entre la Fiorentina y Bayern en el minuto 65?

Robben estaba bien abierto, pegado a la línea derecha, cuando recibió un pase raso al pie del también holandés Mark van Bommel. Superó rápidamente al defensa Felipe y entró con el balón como una flecha al vacío al medio, paralelamente al arco, dejando apilados a cuatro jugadores italianos, para finalmente definir con un potente tiro desde 25 metros. Eso significaba el 2-3 y el pase a cuartos de final de la Champions.

Pero no, no fue casualidad. Es una típica jugada de Robben que ya hizo miles de veces. “Ya de pequeño era así. Recibía el balón y ya quería ir corriendo al arco para marcar”, recuerda el holandés. “En esa época era un poco más fácil escaparse de cuatro o cinco jugadores. Pero ahí fue cuando aprendí todo”.

Exactamente es cualidades que lo destacan desde pequeño con las que lo convierten en un jugador de clase mundial. Y exactamente esos jugadores son los que marcan la diferencia en partidos complicados, en los momentos decisivos. El Bayern tiene en estos momentos dos jugadores de ese tipo: Robben por la derecha y Ribéry por la banda izquierda. El francés fue así de decisivo hace una semana y media, con una jugada personal similar, en el partido de Bundesliga ante el Hamburgo.

'Un gran poder ofensivo'

Ambos son dos jugadores ofensivos de clase internacional, como los hay en muy pocos equipos en el mundo. “Existe un gran poder ofensivo, que en la Champions puede ser suficiente para alcanzar incluso la final“, consideró el experto comentarista televisivo y ex entrenador del Bayern, Ottmar Hitzfeld, tras el partido en Florencia. “En los últimos quince minutos, el Bayern no se dejó amedrentar, entre otras cosas, porque Ribéry y Robben pudieron mantener la posesión del balón. En ese sentido, son geniales”.

El gol de Robben fue descripto por el ex entrenador del Bayern como “fantástico”. Ribéry, quien por problemas en sus rodillas tuvo que jugar infiltrado, tuvo su mejor acción antes del 1-2, cuando superó a tres rivales y asistió con un pase muy inteligente a Mark van Bommel. “No tuvo el mejor día”, dijo Hitzfeld, “pero de todas formas estuvo siempre allí en los momentos decisivos”.

Ribéry quiere lograr mucho más, ¿en el Bayern?

“Tenemos un equipo con gran calidad, moral y personalidad, que siempre puede volver a ganar”, dijo Christian Nerlinger, quien no sólo hablaba de “Rib” y “Rob”, “pero por supuesto que estamos muy contentos de poder contar con estos jugadores extraordinarios, nos provoca una buena sensación”. Esto es lo que ilusiona al club: “Por primera vez desde 2001 tenemos la oportunidad de pelear bien arriba”, consideró Karl-Heinz Rummenigge.

Y también las posibilidades de que esta dupla soñada permanezca junta en el Bayern son seguramente, desde el martes a la noche, más probables. Tras su paso por Chelsea y Real Madrid, parece ser que Robben se siente muy a gusto en el Bayern. Y Ribéry, de cuyo futuro depende de las posibilidades que tenga el equipo de optar al título en la Liga de Campeones, declaró: “Estoy muy a gusto aquí en el Bayern Múnich. Junto a este equipo podemos lograr mucho más”. Muy intuitivo y nada casual.