presentada por
Menú
'¡Genial, fantástico, increíble!'

Robben da su impronta al Bayern

Y entonces volvió a correr. Detrás del balón, pegado a la línea de banda. Uno, dos, hasta tres jugadores dejó en el camino. Arjen Robben se fue de todos. Después de 60 metros, con el tacón y ya había recortado al siguiente contrario. Casi desde la línea de fondo, se dirigió hacia el punto de penalti, y cuando estaba algo escorado, chutó y el balón entró en la portería cruzado y colocado. Con una jugada fantástica en el minuto 112,
Robben llevaba a su equipo a la final de la Copa DFB.

„Ha sido un gol de ensueño“, se alegraba Karl-Heinz Rummenigge tras el pitido final, Bastian Schweinsteiger hablaba de un gol „fantástico“. Louis van Gaal opinaba: „Robben es increíble. Ha hecho tantos regates y puede hacer otro y decide el partido. Hacer un gol así, en un momento así, es de un gran jugador“.

El análisis del propio jugador era algo más humilde. „Tenía fuerza, para intentarlo otra vez. En algún sitio en nuestro propia área he empezado - y entonces entró“, dijo el alabado ganador del partido, que utilizó la cámara de televisión para lanzar besos a su familia. Nueve días antes su mujer dio a luz a su segundo hijo. „ El beso era para mi mujer y para mi nueva hija. Estoy muy contento, las dos están muy bien“.

Jugador de altísimo nivel

En el Bayern estaban muy contentos de que Robben después de su operación de rodilla, en esta segunda vuelta esté en plena forma. „Estar en todos los partidos“, era el deseo del holandés en la concentración de invierno en Dubai. Y hasta ahora se ha cumplido (sólo se perdió un partido por gripe). Y no sólo eso, Robben ha dejado su impronta en esta segunda parte de la temporada del FC Bayern.

„Arjen es un jugador de un altísimo nivel. Puede decidir un partido en cualquier fase o segundo del encuentro. Estamos muy contentos de que esté con nosotros“, explicó muy satisfecho Uli Hoeness. Aunque Robben destacó el rendimiento de todo el equipo. „Es divertido cuando la pelota entra en la portería. Pero todos han jugado muy bien y han luchado mucho“.

´Ya era así de pequeño`

Luchar también tuvo que luchar mucho Robben en el partido contra el Schalke. Al acabar el partido era el jugador que más faltas había recibido (seis), sólo una vez esta temporada recibió más faltas (contra la Fiorentina, ocho). Aunque no por ello dejo de regatear. „Hay que intentarlo siempre“.

Esta necesidad de intentar el regate una y otra vez, es algo que tiene desde que era pequeño, según comentó hace poco en una entrevista con el periódico Frankfurter Allgemeine Zeitung: „Ya de pequeño era así. Quería tener el balón e irme hacia la portería y marcar un gol. Entonces era algo más fácil regatear a cuatro o cinco“.

Elogios del contrario

Contra el Schalke le ha vuelto a salir – y al final incluso el contrario se quitó el sombrero ante él. „No hay mucho que discutir: ha sido un gran gol“, dijo Felix Magatz. Heiko Westermann opinó: „Cuando tiene el balón es muy difícil pararle. He intentado contarle lanzándome al suelo, pero he sido medio segundo más lento“. Robben se había ido.