presentada por
Menú
¡Y después Lyon!

A toda maquina contra el Gladbach

Ya se puso la primera piedra en el camino a la final de la Champions League, ahora le toca el turno a la Bundesliga, donde el Bayern, líder del torneo, enfrenta al Borussia Moenchengladbach y con una victoria el equipo de Louis van Gaal aclararía el panorama sobre la obtención del vigésimo segundo titulo alemán en la historia del club.


“Si ganamos en Moenchengladbach el título es nuestro en un 99 por ciento” cree el delantero Mario Gómez, esa opinión –pese a que aún restarían otros dos partidos- también la comparte Danijel Pranjic: “si ganamos la cosa está resuelta”. En caso de que el Schalke no consiga puntear este fin de semana en Berlín, donde enfrenta al último de la tabla, el Bayern podría incluso –con un triunfo sobre el Bochum- celebrar la próxima semana en casa el campeonato.

Tres días después de haber derrotado 1-0 al Olímpico Lyon, y tres días antes del decisivo partido de vuelta de la semifinal de la Champions League en Francia, el Bayern sólo tiene ojos para la Bundesliga. “Hemos analizado al rival, preparamos una presentación en power point, y tuvimos charlas individuales y colectivas. ¿Cómo no vamos a estar listos para el próximo partido?” contó van Gaal, quien acepta que “el problema no es el cuerpo sino el espíritu”.

Pero el espíritu funciona también en el grupo de van Gaal, los jugadores lo demostraron en las últimas semanas e incluso con ello impresionaron hasta al entrenador. “Nunca había trabajado con un equipo que mostrara tanta voluntad y carácter. Todos dejan la impresión de poder lograr lo que se proponen, todos tiran de la misma cuerda, lo que el equipo ha rendido es increíble, pero aún podemos mejorar” declaró van Gaal.

En Moenchengladbach se presentará la próxima prueba, y el entrenador explica que “contra nosotros los equipos juegan diferente”. Efectivamente para el local, que será acompañado por 54.000 aficionados en un estadio lleno, se habla del “partido del año” y el entrenador rival, Michael Frontzeck, anuncia que “lo importante para nosotros es jugar un buen partido y exigirnos hasta el límite”.

El Bayern también quiere –y debe- exigirse al límite, sin importar el duelo definitivo que le espera tres días más tarde en Lyon. “Vamos a Moenchengladbach por los tres puntos, será una tarea difícil y por eso tenemos que dar lo mejor de nosotros” explicó el arquero Joerg Butt.

Van Gaal no le dará pausa a ningún jugador

¡Con todo nuestra fuerza en la Bundesliga! enfatizó van Gaal al anunciar que –pensando en el partido de vuelta de la semifinal de la Champions League- no le dará pausa a ningún jugador: “siempre jugamos con el mejor equipo” dijo. Franck Ribéry, suspendido para el partido en Francia, jugará y sólo Mark van Bommel, por acumulación de amarillas, no estará con el resto del grupo este sábado.

Bundesliga, Copa Alemana y Champions League; el Bayern tiene opción de ganar tres títulos y eso es, como reconoce Bastian Schweinsteiger (“nos da alas”) una motivación especial para el equipo. El trofeo más importante sigue siendo el de la liga, y el directivo Karl-Heinz Rummenigge anuncia: “estoy convencido que ganando el campeonato local las otras dos competencias se nos harán más fáciles”.