presentada por
Menú
El primero en la recta final

El Bayern da un "gran paso"

El Arena de Schalke ya no asusta definitivamente al FC Bayern. En los primeros años tras su inauguración oficial, en agosto de 2001, fue un estadio maldito para el FC Bayern tanto en liga como en copa. Ahora los roles han cambiado. La gran victoria por 1:2 cosechada el sábado santo ante el FC Schalke 04, supone la cuarta victoria consecutiva cosechada en el Veltins-Arena (la segunda en diez dias) y ha posibilitado al FCB seguir luchando en las tres competiciones.

"Todavía estamos en tres competiciones, es increíble el rendimiento que hemos tenido", comentó el técnico Louis van Gaal tras el derroche de su equipo, ya que tuvo que disputar más de medio partido con un jugador menos frente al líder tras la expulsión por doble amonestación de Hamit Altintop. "Creo que merecimos ganar. Es increíble, pero también fantástico que los jugadores pudieran rehacerse. Estoy orgulloso del equipo."

"Los grandes equipos muestran en los partidos contra los grandes rivales hasta donde pueden llegar", afirmó el presidente del club, Uli Hoeneß, en referencia a las dos victorias cosechadas frente al Schalke y la conseguida contra el Manchester United en la máxima competición continental. "Somos, con diferencia, el mejor equipo alemán. Lo siento por los demás. En los duelos directos no le tememos a nadie.", asentó Hoeneß, quien además señaló una "inyección de moral para el partido de Manchester."

Los dos goles de Franck Ribéry y Thomas Müller (25' /26' ) encarrilaron el partido para el FCB mediada la primera parte. Poco después el Schalke se acercó con un tanto de Kevin Kuranyi (31´). Pese a la expulsión de Altintop (41´), los locales no consiguieron crear ocasiones de peligro claras.

"Sabíamos que en inferioridad sería muy difícil, pero así también tuvo problemas el Schalke para hacer su juego. Cerramos bien el campo, con eso bastó afortunadamente", resumió Van Gaal sobre un partido en el que su equipo jugó una segunda mitad muy disciplinada y organizada, cubriendo los huevos y no dejando oportunidades al Schalke. "Estoy muy satisfecho."

También Hoeneß asentó que "hoy se ha visto que el Schalke no merece ser campeón. Ya que si no han conseguido crear ninguna ocasión de gol en 49 minutos con un hombre más, no pueden ser campeones de Alemania." Además "Creo que debe ser un schock para el Schalke 04, estar tan cerca contra 10 hombres y no crear prácticamente ninguna ocasión de gol."

De esta forma llega el Bayern como líder a la recta final de la Bundesliga y pueden afrontar con confianza el partido del próximo fin de semana contra el tercer clasificado, el Bayer Leverkusen. "Es amplia y queremos que sea aún mayor", comentó Bastian Schweinsteiger, quien fue el jugador más activo en el partido contra el Schalke. "Hemos dado un gran paso, pero queda mucho para el final. Queremos ganar la copa, la liga, estamos cerca."

El próximo compromiso del FCB, sin embargo, es el miércoles por la noche en Old Trafford. El FCB se juega un billete para las semifinales de la Champions-League. "La liga es lo más importante, pero aún podemos ganar más títulos.", comentó Van Gaal, quien dio un día de descanso a sus jugadores este lunes de Pascua. El capitán Mark van Bommel lo ha dejado claro: "Ahora hay que olvidar otras cosas. No es el momento de salir e ir de compras, hay que quedarse en casa descansando."