presentada por
Menú
Hoy como ayer

ManU, Schalke, Bayern y el 2001

¿Recuerdan el 2001? La temporada con el drama triunfal de los penaltis en la final de la Champions League (¡Oliver Kahn!); la temporada con el campeonato alemán en el último minuto en Hamburgo (¡Patrick Andersson!). ¿Recuerdan contra quién jugó el Bayern el partido de cuartos de final de la Champions League? ¡Manchester United! ¿Saben contra quién jugó el Bayern en la Bundesliga en medio de esos dos partidos? Exacto, contra el Schalke, el principal rival por el título. ¿Y cuándo? Sí, ¡el sábado santo en la jornada 29 del campeonato! Hoy como ayer.

Los paralelos son sorprendentes, y el Bayern no tiene nada en contra si en esta temporada se obtienen los triunfos que se consiguieron en el 2001. De todas formas el Bayern debe introducir este sábado un pequeño cambio en la historia: en vez de de perder (1-3) y cederle la primera posición al Schalke, esta vez hay que ganar para recuperar el liderato.

“Es una final”

“Es muy, muy importante, ganar el sábado; queremos ser campeones de Alemania por nuestros propios medios” enfatizó Mario Gómez. En la actualidad el Bayer está a dos puntos del Schalke, por eso, como dice Hamit Altintop, “una derrota puede decidir muchas cosas anticipadamente. Es una final”.

Consecuentemente los jugadores del club de Múnich, terminado el duelo contra el Manchester, se preparan con gran concentración para el partido contra el Schalke. “En la cabina no hay euforia, todos los pensamientos del equipo están ya en Schalke” contó el directivo Rummenigge al finalizar el duelo que se ganó 2-1 al ManU; “ahora hay que cambiar la perspectiva, lo importante ahora es Schalke. Entre más rápido lo hagamos, mejor para el partido del sábado” explicó Mark van Bommel.

Otra vez el 2001

En estos momentos el Bayern no desperdicia sus esfuerzos pensando en el compromiso del próximo miércoles, cuando en “Old Trafford” se visite al Manchester. “Yo tengo más ganas de jugar contra Schalke” reveló Bastian Schweinsteiger; nada raro, el Bayern viene de perder dos partidos en serie (1-2 contra Stuttgart y Fráncfort) luego de haber estado en ventaja 1-0, lo que significa que hay cosas por mejorar que la última vez sucedieron hace nueve años, en la temporada 2000/2001.