presentada por
Menú
A recargar baterías

Un par de días libres antes de ir por el triple

¡Por fin a tomar aliento! Después de siete partidos en 22 días los jugadores del Bayern pueden descansar las piernas y recuperar fuerzas con la esperanza de conseguir en la recta final tres títulos, el triple. Luego del empate 1-1 en el partido cumbre de la Bundesliga en Leverkusen el entrenador Louis van Gaal concedió a sus dirigidos dos días libres; el miércoles el líder alemán retomará las prácticas y empezará a preparar el cierre de la temporada.

“Ya estuvo bien de partidos entre semana, por fin podemos descansar en el sofá” comentó agradecido Philipp Lahm. El sábado, con el partido en casa contra el Hannover, se reinicia nuevamente el ritmo de partidos cada tres días, y sólo poco antes del último partido en la Bundesliga se tendrá una pausa similar.

Dos días sin van Gaal

El exigente programa de las últimas semanas, con los éxitosos partidos decisivos en la Copa Alemana (Schalke), Champions League (Manchester United) y Bundesliga (Schalke y Leverkusen), costó muchas fuerzas mentales y físicas. El capitán Mark van Bommel formuló una interesante comparación: “jugar a tan alto nivel tantos partidos seguidos es un atentado corporal”; por ello Thomas Mueller saludó la corta pausa diciendo “tenemos que recargar las baterías”.

Para van Gaal esta pausa antes de emprender la recta final de la temporada también esconde sus peligros, él hubiera preferido mantener el ritmo de entrenamientos y concedió “es un riesgo pues hay que entrenar para mantener el estado físico que se pierde en dos días”, pero justificó su decisión diciendo “dos días sin van Gaal le hace bien a los jugadores, y a mí también”.

El cuerpo y la mente no daban más

La recompensa de conceder dos días libres puede también ser la motivación correcta para el éxitoso cierre de las tres competencias en las que se participa: “el cuerpo y la mente ya no daban más” reveló Lahm después del partido en Leverklusen. Y precisamente la mente tiene que estar preparada para las últimas semanas, a las que se llega con dos puntos de ventaja sobre el segundo en la Bundesliga y donde espera un programa presuntamente fácil: Hannover en Múnich, Moenchengladbach, Bochum otra vez en casa, y el cierre contra Berlín en la capital alemana.

“El programa no es fácil, todos esos equipos luchan contra el descenso” advirtió Lahm, quien a la vez se mostró confiado en que al final se conquistará el vigésimo segundo título: “está todo en nuestras manos, eso es lo más importante después de las recientes semanas”.

No subestimar el calendario

“En la primera v uelta del torneo le ganamos a todos esos rivales, pero tampoco será tan fácil, por suerte tenemos libre esta semana y los jugadores pueden recuperarse y recobrar la calma. Contra Fráncfort perdimos, en Colonia cedimos puntos, eso hay que tenerlo en cuenta y mantener la concentración; pero nuestra posición es buena” evaluó el director deportivo del Bayern Christian Nerlinger.

El calendario incluye la semifinal de la Champions League contra Lyon y la final de la Copa Alemana una semana después de finalizar la Bundesliga; tres títulos están en la mira del Bayern. “Espero que todos nos demos cuenta de ello, en los años pasados no habíamos estado tan bien parados en todas las competiciones, por eso hay que aprovechar las oportunidades que tenemos” sentenció Bastian Schweinsteiger.