presentada por
Menú
Arranca la temporada 2011

El título de Champions en el punto de mira

Al concluir el partido, el Bayern demostró una vez más la unidad existente en los últimos meses. Todos juntos, jugadores, entrenadores y directivos del FCB se acercaron a saludar a los 20.000 aficionados del Bayern desplazados hasta Madrid, que respondieron con una cerrada ovación. Unos minutos más tarde volvió a repetirse la misma escena.

Antes, el capitán Mark van Bommel y compañía, habían subido al palco de autoridades para recoger las medallas entregadas por el presidente de la UEFA Michel Platini, en vez de la copa de campeón de la Champions. Una profunda decepción podía verse en la cara de todos los jugadores.

El Bayern no consiguió el ansiado triplete. Quien si lo consiguió fue el Inter de Milán, tras la merecida victoria por 2:0 (1:0). Los italianos son el sexto equipo que lo logran. El doble goleador Diego Milito y sus compañeros celebraron como merecía el histórico triunfo.

"Creo que el Inter de Milán ha merecido ganar hoy. Han sido el equipo más maduro y equilibrado y han aprovechado sus ocasiones de gol", resumió de esa manera la final el director deportivo del FCB Christian Nerlinger. ""El Inter tuvo un poco más de suerte que nosotros", afirmó el presidente Uli Hoeneß. El presidente de la Junta directiva, Karl-Heinz Rummenigge, comentó que "el Inter ha hecho un gran partido."

Para el entrenador Louis van Gaal no fue "ninguna sorpresa" como se desarrolló el partido. Su equipo tuvo mayor posesión de balón (67%) y disfrutó de más disparos a puerta (21 a 11). El Inter, tal como ya hiciera frente al Chelsea y el Barcelona, jugó con una gran disciplina defensiva y una gran efectividad ofensiva. La primera gran ocasión del partido la aprovechó Milito para adelantar 1:0 al Inter (35´). La segunda también la aprovechó el delantero argentino haciendo gala de unos nervios de acero en el área y sentenció la final con el 2:0 (70´).
"Aprovecharon sus ocasiones de gol. No pudimos presionarlos como queríamos", dijo Hoeneß quién añadió que "eso sólo se consigue cuando todo funciona y hoy no fue así." Desafortunadamente el Bayern no mostró su mejor forma en la final.

"Para poder realizar nuestro juego de ataque frente a un equipo como el Inter hay que estar al 100%", comentó Van Gaal, quien lamentó la ocasión errada por Thomas Müller justo después de la reanudación: "Normalmente se mantiene frío ante la meta rival. En esta ocasión no marcó. Milito por el contrario sí. Esos son los detalles que deciden un partido."

Gran temporada pese a la final perdida

Y quien sabe como habría quedado el partido si el sancionado Franck Ribéry, quien amplió su contrato hasta 2015, hubiese podido jugar. Van Gaal dijo al respecto: "Lógicamenta al jugar contra equipos defensivos se necesitan jugadores creativos y Franck es un jugador creativo."

El título de la Champions no acompañará este año en las vitrinas de la calle Säbener a la copa alemana y el título de liga. Por ello, el Bayern puede alegrarse de una gran temporada realizada, basada en un fútbol ofensivo muy vistoso."

Final en Múnich en 2012

"Hemos hecho una gran temporada y ya comentamos antes del partido: pase lo que pase no cambiará nada", dijo Hoeneß. Van Gaal recalcó que estaba muy orgulloso de su equipo.

La ocasión perdida el 22 de mayo de 2010 quieren aprovecharla pronto los hombres del Bayern. "Estamos en el camino correcto", afirmó Philipp Lahm y subrayó: "es la obligación del Bayern y sus jugadores optar todos los años a ganar la Champions League." En 2012 se jugará la final de la máxima competición continental en el Allianz Arena. "Especialmente los jugadores jóvenes tendrán mucha ilusión", concluyó Hoeneß.

Para fcbayern.de en Madrid: Dirk Hauser