presentada por
Menú
Gerland y su primer trofeo:

'Es algo increíblemente hermoso'

Para Franck Ribéry fue el segundo título de Bundesliga, para Martín Demichelis el cuarto, para Bastian Schweinsteiger el quinto, pero para él, que es el que lleva mayor cantidad de años, entre los jugadores y entrenadores, trabajando para el Bayern, fue la primera vez: el asistente de Luis van Gaal, Hermann Gerland, de 55 años, quien durante años estuvo a cargo del Bayern B, pisó el domingo por primera vez el balcón del ayuntamiento, alzó la ensaladera y fue aclamado por los hinchas en la plaza Marienplatz de Múnich. Después de dejar, sudado y sonriente, el balcón, fcbayern.de aprovechó para entrevistarlo.

Breve entrevista con Hermann Gerland:

fcbayern.de: Señor Gerland, ¿cómo se sintió por primera vez en el balcón del ayuntamiento?
Gerland: “En Bochum ya había estado en el balcón, concretamente en 1988, cuando salimos subcampeones de la Copa Alemana, tras mi último partido como entrenador en Bochum“.

fcbayern.de: Pero esta vez pudo tener una copa, la ensaladera, en sus manos...
Gerland: “Es increíblemente bonito. Estuve convencido desde el primer minuto de que seríamos campeones alemanes. Incluso cuando tuvimos un par de problemas al principio, nunca perdí el objetivo de mi vista. Estuve siempre convencido de que al final de la temporada estaríamos sobre el balcón“.

fcbayern.de: ¿Hoy se ha cumplido un sueño para usted?
Gerland: “Cuando te encuentras en el último tercio de tu vida, corriste 40 años detrás de un balón y nunca fuiste campeón alemán, es, por supuesto, muy muy bonito. Pero al mismo tiempo estoy bastante triste, ya que el VfL Bochum, “mi“ club, en donde yo crecí, ha descendido. Y el Hertha BSC de Berlín, donde trabaja mi cuñado, también se ha ido a la segunda liga. Cuando uno trabajó en un club en el que puede pasar algo así, se sabe qué grande puede ser el dolor allí. Pero de todas maneras, hoy he disfrutado mucho con los muchachos en el balcón. Disfruté muchísimo de toda la temporada, he aprendido más y espero que podamos ganar uno o, tal vez, dos títulos más“.

fcbayern.de: ¿Ha podido contemplar más detenidamente la ensaladera?
Gerland: “Sí, ayer en el estadio. Pude tenerla en mis manos. Fue muy bonito“.

fcbayern.de: Y a la noche, la puso bajo su almohada...
Gerland: “No, no. No lo necesito. Eso lo tienen que hacer aquellos que tuvieron mayor relevancia en la conquista del título. Yo estuve ahí, tuve el trofeo en mis manos y eso alcanza“.