presentada por
Menú
Cerveza blanca, Humba, Polonesa

'¡Es maravilloso!' - el Bayern de celebración

Desde el inicio de la temporada, Louis van Gaal hizo entrenar a su equipo entrenar el posicionamiento en el campo y el pressing, finalmente él mismo fue una víctima más de su propia filosofía de juego. En una de las dos porterías del Olympiastadion berlinés le rodearon sus jugadores. Bastian Schweinsteiger, Mark van Bommel, Daniel van Buyten y Danijel Pranjic le cerraron el paso, Van Gaal intentó escaparse pero Hamit Altintop lo agarró y Schweinsteiger derramó la primera cerveza. A Van Gaal le caía la primera ducha con la cerveza de los campeones de liga.

"Vinieron 5 ó 6. Lo hice bien porque sólo me mojaron un poco", comentó el entrenador de 58 años tras salir airoso de su primera ducha de cerveza. "Luego se me fue de la cabeza y de nuevo volvieron" En la segunda ocasión Van Bommel vació por completo un vaso de 3 litros de cerveza sobre su entrenador, quien disfrutó al máximo de la celebración. "¡Es maravilloso!"
Completamente empapado de cerveza celebró el técnico campeón de la Bundesliga con sus jugadores el título ante la grada de los aficionados del FCB en el Olympiastadion de Berlín. En el descanso se había preparado para las duchas de cerveza.Cambió el elegante traje oficial por un chándal y unos botines, el segundo entrenador, Andries Jonker, siguió su ejemplo.

Mientras el capitán del FCB, Mark van Bommel, a las 17.33h levantaba el título de campeón de liga(Van Gaal: "Me ha gustado mucho que los aficionados de Berlín se quedasen en sus asientos durante la entrega del título"), el holandés empezó a celebrar la gesta. Empezó a abrazar a sus jugadores y cuerpo técnico, incluído el equipo médico y de seguridad. Se entonaron nueve "Paulas" con grandes vasos de cerveza Weissbier (cerveza blanca de trigo) y Van Gaal huyó. Pero los jugadores no le dejaron ningna oportunidad a su entrenador.

Todos juntos celebraron el título ante la grada de sus aficionados. Repetidas veces mostraron el título a sus fans, Holger Badstuber duchó a los aficionados, Ivica Olic pegó varios tragos de cerveza, Hamit Altintop cantó con el megáfono el "Humba", Franck Ribéry movía al ritmo una gran bandera del Bayern, todo el equipo bailó la Polonesa mientras se duchaban los unos a los otros con cerveza. Fue el inicio de una más que probable larga noche de celebración del título liguero, en la que Van Gaal seguramente mostrará su lado más fiestero tal como comentó. El técnico del FCB-afirmó: "Normalmente soy yo el que apaga la luz."