presentada por
Menú
Viaje al pasado

Reencuentro de Olic con el Inter

La final de la Liga de Campeones entre el FC Bayern y el Inter de Milán da para contar muchas historias. El regreso de Arjen Robben a la que fue su casa, el duelo entre Louis van Gaal y el que fuera su asistente en el Barcelona, José Mourinho, o el reencuentro del club de Múnich con el que formara parte durante mucho tiempo de la defensa alemana, el brasileño Lucio. Y también para Ivica Olic tiene el partido del sábado en el Bernabéu un significado especial.

„Con 17 años estuve en el Inter, entrené allí durante un mes y firmé un contrato por cuatro años“, desveló Olic ante la final que se disputa en la capital de España. Que terminase poco después en la Bundesliga, jugando con el Hertha BSC de Berlín fue debido a la elevada cantidad que pedía la federación croata para dejarle marchar.

Mejor ya al Hertha

Cuando en Croacia oyeron que el Inter me quería, pidieron por mí dos o tres millones“, contó el jugador de 30 de años, que en aquella época jugaba con el NK Marsonia de su país. Pero el Inter no estaba dispuesto a pagar esa cifra. „Entonces yo era un jugador desconocido, que sólo jugaba en la sub-17“ recordaba Olic, que tenía dos posibilidades: o tomarse un descanso de medio año y entonces irse libre al Inter o buscarse otro club.

„Dijeron que tenía que esperar medio año. Pero no quería esperar, estaba impaciente“, reconoció Olic. Mientras tanto el Hertha había mostrado interés por el delantero y se hizo con él por 600.000 marcos. „Era mucho mejor que no tener contrato. Mejor me voy ahora mismo al Hertha“, pensó el joven jugador. El director deportivo del Inter, Sandro Mazzola, no le puso ningún impedimento.

Mereció la pena

De esta manera el incansable jugador llegó a la capital alemana en el verano de 1998, aunque sólo jugó dos veces antes de volver al Marsonia. Pero desde el punto de vista privado, el cambio a Berlín mereció la pena. En el Hertha conoció a su actual mujer, Natalie, y ahora tienen dos hijos, Luka y Antonio y una hija, Lara.

Pasando por el NK Zagreb, Dynamo de Zagreb, ZSKA de Moscú y el Hamburgo, el croata llegó el año pasado al FC Bayern, con el que el sábado disputará la final de la competición más importante a nivel de clubes. „Cuando firmé con el Bayern, estaba muy contento porque sabía que iba a jugar en la Liga de Campeones. Pero alcanzar la final ya el primer año es un sueño“, dijo Olic.

Igualado con Ronaldo y Messi

Pero para Olic en Madrid hay en juego algo más que „sólo“ el título de la Champions. Con siete goles se encuentra en segunda posición igualado con Cristiano Ronaldo y a un sólo gol por detrás de Messi en la lista de goleadores. „No contaba con la posibilidad de ser el pichici“, comentó Olic, sorprendido él mismo por su explosión de esta temporada. Solamente en la semifinal contra el Lyon marcó tres goles.

„Estoy contento con mis siete goles y haré por supuesto todo lo posible para marcar otro“, dijo Olic, para él que el título de la Champions es más importante que llegar a ser el máximo goleador de la competición. „Me encuentro en forma y si tengo oportunidades, confío en marcar. Pero no por mis estadísticas, sino por el equipo“, destacó el croata. „Una oportunidad así no llega todos los días, y ahora la quiero aprovechar“.