presentada por
Menú
'Estará en la próxima final'

Ribéry agradece la actitud del Bayern

Karl-Heinz Rummenigge se hizo cargo del tema desde el principio. Hasta las últimas instancia, el directivo puso todo de su parte para intentar evitar la sanción que le impide a Franck Ribéry jugar la final de la Liga de Campeones. También el lunes viajó con el francés y el abogado del Bayern, Dr. Gerlinger, a Lausana, para apelar ante la Corte Arbitral del Deporte (CAS), lamentablemente sin el éxito esperado.

“Fue un detallado y, desde mi punto de vista, muy limpio proceso, que duró casi tres horas. El resultado se sabe”, informó Rummenigge el martes por la mañana en las instalaciones del club bávaro. El CAS informó que, desde lo legal, no le corresponde emitir un juicio acerca de la tarjeta roja en forma directa que recibió Ribéry cuando cometió una falta sobre el argentino Lisandro López, jugador del Olympique de Lyon, durante la semifinal de ida de la Champions, el 21 de abril pasado, y de esta manera se da por válida la decisión de la UEFA.

A no lamentarse

En pocas palabras: la sanción a Ribéry permanece y el francés debe mirar la final ante el Inter de Milán desde las gradas. “Intentamos defender los intereses del Bayern en las tres instancias, tanto la segunda en la UEFA como ahora también en el CAS. A pesar de todo, debemos respetar y también aceptar que nuestro objetivo no ha sido alcanzado”, dijo Rummenigge.

El directivo del Bayern advirtió que no reaccionarán de manera polémica al fallo del CAS. “No vamos a lamentarnos de no poder contar el sábado con jugador muy importante”. Esta puede ser la oportunidad de que Hamit Altintop cubra el puesto del francés tan bien como lo hizo en la vuelta en Lyon. En la final, el turco ocupará probablemente la posición de Ribéry, como dio a entender el entrenador Louis van Gaal.

Rummenigge optimista con la renovación

A Ribéry le queda entonces la decepción de tener que seguir desde las gradas el partido de clubes más importante de Europa. “Franck estaba triste y decepcionado de no poder disputar la final el sábado”, comentó Rummenigge. Ribéry agradeció al club en el viaje de vuelta “por haber luchado mucho por él”.

Rummenigge cree que la actitud del Bayern ante la justicia podría ser un punto más a favor en la pelea por el futuro de Ribéry. “En las últimas semanas no la pasó muy bien, y creo que él sabe muy bien de la calidad y lealtad que existe en la familia Bayern”, explicó Rummenigge, que nuevamente “con optimismo” la posibilidad de que “Franck no sólo juegue la próxima temporada en el Bayern, sino la que le sigue”.

El Bayern quiere prolongar el contrato de Ribéry, que vence el 30 de junio de 2011. Rummenigge iniciará en breve las charlas al respecto. Y así, Ribéry podría jugar más finales con el Bayern: “Estoy seguro de que no va a ser la última vez que el Bayern alcance una final. Y la próxima ve él estará con el equipo en el campo de juego y alcanzará su gran objetivo”.