presentada por
Menú
Con fútbol del bueno

Un título de toda la familia del Bayern

Acababa de sonar el pitído final en Berlín, cuando se iniciaron los preparativos para otorgar el título de campeón al FCB sobre el céspedo del Olympiastadion, Louis van Gaal lo celebraba con alegría. Acababa de conocer el resultado de Bremen, donde el Werder había empatado 1:1 contra el HSV. Se confirmaba que el FC Bayern había sido también el mejor equipo de la temporada 2009/10 en el aspecto ofensivo.

"Somos la mejor defensa junto al Schalke y el mejor ataque, tenemos lógicamente también más puntos", afirmó contentó el primer entrenador holandés que se proclama campeón de la Bundesliga ("Estoy orgulloso de ello"). "El equipo y el entrenador han hecho un gran trabajo", comentó el presidente Uli Hoeneß tras conseguir el 22º título liguero.

Es un título por el que muchos no apostaban en noviembre. Tras la 12ª jornada, Louis van Gaal y sus hombres eran octavos con 6 puntos de desventaja respecto al líder. Tras el partidazo de Champions League en Turin, el Bayern empezó a recortar terreno jornada tras jornada, resolviendo con ímpetu y honor los partidos de marzo y abril, optando además a un posible triplete histórico.

"Los jugadores han creído en mí desde el primer día. Es lo mejor que le puede pasar a un entrenador", destacó Van Gaal como uno de los motivos de la remontada . El "cerebro del éxito" ha sido sin embargo el mismo. "El entrenador ha jugado un papel fundamental en el título liguero,ha impregnado su sistema en el equipo", comentó Thomas Müller. Con un trabajo (entrenamiento) meticuloso el técnico holandés de 58 años inculcó a sus jugadores su filosofía de juego. "En los últimos años pocas veces vi a un equipo del FC Bayern jugar así", dijo Oliver Kahn el sábado en "Aktuellen Sportstudio".

"El equipo es una familia"

Van Gaal además ha conseguido compenetrar en un cojunto compacto a jugadores de talla mundial y canteranos. Así lo comprobaron los 76.000 espectadores del Olympiastadion berlinés durante un partido que terminó 1:3 con goles de Ivica Olic (20´) y Arjen Robben (74´/87´) para el FCB, y Adrian Ramos (60´) para los locales.

Tras el final, los jugadores, técnicos y cuerpo médico del FCB celebraron todos juntos como niños el título. Y el "fiestero" Van Gaal, que sabiendo la ducha de cerveza que le esperaba, no dudó en cambiar el traje por un chándal, fue el primero en celebrarlo. "Aquí se ve que el equipo es una familia", señaló el central Daniel van Buyten. El belga no es el único jugador que ha cuajado su mejor temporada en el FCB a las órdenes de Van Gaal.

El título regresa desde Wolfsburg a Múnich un año después. "Somos justos campeones y creo que con un fútbol my atractivo. Los aficionados del Bayern recordarán el 2010", dijo Van Gaal. En las próximas dos semanas los hombres de Van Gaal pueden pasar a la posteridad.

"Puede ser una temporada histórica para enmarcar, pero debemos estar concentrados", aseguró el capitán Mark van Bommel pensando en la final de copa en una semana frente al Werder Bremen y la de Champions-League el 22 de mayo en Madrid frente al Inter de Milán. "Nuestro objetivo son los tres títulos. Ya tenemos uno, aún quedan dos partidos importantes", comentó Robben. Müller prometió: "Daremos todo en las dos finales."