presentada por
Menú
Alemania-Ghana

Alemania pasa a octavos

El equipo alemán ya está en los octavos de final del Mundial de Sudáfrica 2010. Ante los 83.391 espectadores del estadio Soccer-City de Johannesburgo, el equipo de Joachim Löw se impuso a Ghana por 1:0 (0:0). El único tanto lo anotó Mesut Özil en el minuto 60. La jugada previa que dio paso al gol la realizó Thomas Müller. El domingo llega el clásico: Alemania- Inglaterra. Australia se impuso 2:1 a Serbia en el otro partido del grupo, por lo que Ghana también se ha clasificado para la próxima ronda.

Schweinsteiger sustituido ligeramente lesionado

Además de Müller, Bastian Schweinsteiger y el capitán Philipp Lahm comenzaron desde inicio. Holger Badstuber empezó desde el banquillo. En su puesto jugó Jerome Boateng. En el minuto 81 debutó Toni Kroos en el mundial. El jugador de 20 años sustituyó al ligeramente lesionado Schweinsteiger. Al parecer sólo sufre un tirón en el muslo, aunque el diagnóstico aún no está confirmado.

"Ha sido un partido muy intenso, en el que muchas cosas no han salido. Pero al final estamos en la siguiente ronda", resumió Löw. De hecho, aunque el equipo alemán buscó presionar a Ghana desde inicio, el equipo africano también tuvos sus oportunidades. De esa forma transcurría el partido hasta que Müller, tras una buena pared con Schweinsteiger y Lahm, sirvió el balón a Özil que colocó el 1:0 tras una hora de juego con un potento disparo lejano.

Primeros del Grupo D

"También hubo suerte. Había mucha presión, pero la soportamos. Ha sido un partido especial para nosotros ya que queríamos estar en octavos. Lo conseguimos“, declaró Lahm tras el encuentro. El jóven conjunto alemán sabía que necesitaban la victoria ante Ghana para clasificarse a octavos. Durante el partido, la victoria Australiana hizo que un hipotético empate también valiese. De esta forma termina Alemania como primera del Grupo D con 6 puntos, seguida de Ghana (4), Australia (4) y Serbia (3).

El domingo a las 16h espera Inglaterra en el "Free State Stadium". "Lógicamente es un clásico. Nos alegramos. Miramos hacia delante. Sabemos que tenemos dar lo mejor de nosotros", concluyó Lahm.