presentada por
Menú
Eje fuerte del Bayern

Golazo de Lahm , sangre fría de Schweinsteiger

Que empiece el Mundial. A 10 del primer partido de Alemania frente a Australia, el equipo germano ofreció un gran rendimiento lleno de fuerza, desepertando las ganas de los aficionados ante el torneo de Sudáfrica. Los dos nuevos capitanes de la selección, Philipp Lahm (50´) y Bastian Schweinsteiger con dos penas máximas (73´/77´), certificaron el jueves la victoria ante Bosnia Herzegovina, en el amistoso disputado en Frankfurt ante 48.000 espectadores.

"Estamos todos animados, por eso voy a Sudáfrica con muy buena sensación", comentó Lahm tras el segundo buen partido preparatorio del combinado germano. Lahm adelantó a Alemania con un golazo por toda la escuadra, igualando el tanto anotado por Edin Dzeko (15´).

Lahm por la derecha, Badstuber por la izquierda

Lahm fue uno de los jugadores del Bayern que salió de titular, jugando como en su club en banda derecha. Holger Badstuber, comenzó como lateral por la izquierda, realizó un gran partido en su segunda aparición con la absoluta. Como único punta se situó Miroslav Klose, quien no tuvo mucho protagonismo hasta que fue sustituido.

Uno de los jugadores más activos fue Bastian Schweinsteiger. Hasta su cambio tocó el balón en 120 ocasiones y tomó la responsabilidad de lanzar los dos penaltis . "Lo importante es que cada jugador asuma responsabilidades, dijo un Schweinsteiger que forma una gran pareja de medio centros junto a Sami Khedira.

Müller revulsivo

Joachim Löw se mostró contento con la actuación de Thomas Müller, quien entró tras el descanso. "Ha sido un elemento muy activo en nuestro ataque. Siempre ha ido arriba", comentó Löw sobre el canterano del FCB, que además forzó el penalti que supuso el 3:1. "Se ha visto que al principio tuvimos dificultades, pero la segunda mitad ha sido muy buena. Creo que puedo jugar por la izquiera, la derecha o en punta", señaló Müller presentando su candidadtura a la titularidad ante Australia.

Mario Gomez también disputó diez minutos aunque no tuvo ninguna oportunidad clara. "Hicimos un buen partido. Ya en la primera mitad tuvimos ocasiones pero no las aprovechamos", afirmó Lahm tras haber anotado su 4° gol con Alemania: "Debemos trabajar un poco el aspecto defensivo."

Ahora Lahm y compañía disfrutarán de unas pequeñas vacaciones hasta el domingo. Ese día se reencontrarán todos en Frankfurt desde donde partirán por la noche hacia Sudáfrica, seguramente con buenas perspectivas tras la victoria frente a Bosnia.